EDUCACIÓN Creciendo con Mamá -  1 de septiembre 2021 - 07:00hs

¡Nuevo comienzo! A la escuelita después de más de un año en casa por la pandemia

El comienzo de nuestros hijos en un escenario académico siempre nos genera una mezcla de sentimientos y hoy quiero compartir con ustedes mi experiencia con mi hija de tres años.

Marilyn Cejas
Por Marilyn Cejas

La llegada del coronavirus a Panamá y el mundo, nos ha cambiado la vida; una de las cosas que más impactó esta situación es la ausencia de los niños a las aulas de clases, sin embargo; como madre me di cuenta que es necesario que nuestros hijos interactúen con otros y se mantengan en un ambiente donde puedan aprender, académicamente hablando.

Ahora bien, muchas veces por el miedo al contagio, los padres hemos preferido resguardar a nuestros hijos y mantenerlos en casa, pero honestamente no es lo recomendable; en mi caso, estoy por teletrabajo y trataba de hacer actividades con mi hija de tres años en casa, imprimía guías y ella disfrutaba haciendo sus tareas.

El tema es que no es lo mismo que sea en casa a que sea en una escuelita, con profesionales capacitados en la materia y con la posibilidad de relacionarse con otros niños, eso, es incomparable y muy necesario. Así que, preocupada porque mi niña se vaya adaptando a una escuelita y se prepare para el Prekinder el año que viene, mi esposo y yo tomamos la decisión de inscribirla en un Caipi cerca a la casa y así, cambiarle la rutina y que cuenta con la debida escolaridad.

¿Cómo prepararlos para este nuevo comienzo?

Hay muchas madres que como yo, están preocupadas y sienten nervios de dejar a sus hijos en una escuelita después de estar tanto tiempo en casa con mamá y papá, porque sabemos que será un choque para ellos, pero siempre se logra la adaptación, lo que nos puede ayudar podría ser:

- Hablarles constantemente de lo bueno que será la escuelita para él o ella.

- Hacer las compras del uniforme, útiles escolares y demás junto a ellos para que sean partícipes del proceso.

- Explicarles que la escuelita es un lugar muy divertido, donde además de aprender, podrá hacer amigos y jugar.

- Enseñarles una nueva rutina: acostarme más temprano, levantarse temprano para alistarse y vestirse para la escuelita.

- El punto anterior porque debido a la pandemia, algunas rutinas han cambiado y seguramente antes se acostaban más tarde, pero eso, al comenzar la escuela, debe cambiar.

Lo que podemos esperar aplicando esto:

- Que se levanten pensando que tendrán un día divertido.

- Que se deje peinar y vestir por mami o papi, pensando siempre que aprenderá cosas nuevas.

Lo que debemos tomar en cuenta para llevar en su maleta:

- Mascarillas (recomiendo que las guarden en un portamascarillas, para que no tengan contacto con otras cosas de la maleta).

- Alcohol.

- Pullups (si aún usa) y pañitos húmedos para limpieza.

- Pantys.

- Un termo con agua.

- Los útiles escolares que le hayan solicitado.

- Un cambio de ropa.

Mi experiencia ha sido algo increíble, mi niña con tan sólo decirle varias veces y por varios días que empezaría en la escuelita se adaptó, esta ,mañana la desperté y fue solita al baño a alistarse, me encantó este nuevo comienzo; al dejarla en la escuelita lloró un poco, mi esposo la llevó cargada, pero luego se le pasó y está contenta en su primer día de clases. Estas experiencias como madres y padres siempre nos enseñan muchas cosas y lo mejor, es que en nuestras manos está la decisión de escolarizarlos y permitirles tener acceso a la educación, aún en pandemia, tomando las medidas de seguridad, todo saldrá bien. ¡Que Dios me l@s bendiga!