EFE

Servir de puente de encuentro entre el nuevo diseño chino y las grandes o innovadoras marcas de Occidente, ese es el objetivo de la feria Design Shanghái que se inauguró hoy en esta ciudad del este de China y en la que participan más de 350 firmas de todo el mundo.