AFP

La Policía Judicial y la Fiscalía de Costa Rica realizaron este martes 11 allanamientos, incluidas oficinas del Ministerio de Seguridad Pública, en busca de pruebas sobre un masivo tráfico de armas, se informó oficialmente.

La Fiscalía reveló la existencia de una organización en la que participan importadores, armerías y empresas de seguridad, que estarían traficando gran cantidad de armas, "incluidas pistolas Canik 5 S, 9 mm CZ y Kanuni, así como fusiles de 5.56 mm y rifles de 7.62 x 39 mm".

Publicidad

Incluso se busca determinar si en el negocio ilegal estarían participando funcionarios del Ministerio de Seguridad Pública, facilitando la importación e inscripción de armas.

Por su parte, el jefe de la Policía Judicial, Francisco Segura, dijo que la investigación aún está en proceso, pero que se estima que la cantidad de armas que han sido importadas y enviadas a terceros países "es muy grande".

"Esas armas provienen de países como Turquía, Estados Unidos y República Checa, y la importación se realiza mediante la empresa Armería Martín Armar S.A., dedicada a ese negocio", señaló la Fiscalía en un comunicado.

"Posteriormente, la importadora documenta la supuesta venta de armas a empresas de seguridad privada legalmente constituidas en nuestro país. Sin embargo, en realidad las armas son vendidas dentro y fuera del país a terceros de forma clandestina, limándoseles -en la mayoría de casos- los números de serie para perder el rastro del proveedor", agregó el organismo.

Al menos en una oportunidad se logró detectar que la empresa importadora envió armas a Panamá sin contar con los permisos de exportación correspondientes.

"Evadiendo controles migratorios, fronterizos y aduaneros, las armas se vendieron en esa nación de manera ilícita, y entre el 2012 y 2013 se decomisaron 31 que estaban en manos de ciudadanos panameños que no registraban ningún ingreso a territorio costarricense", señaló la Fiscalía.

Dichas armas sí contenían los números de serie y se pudo confirmar que habían sido importadas en Costa Rica por la Armaería Martin Armar, la cual había simulado su venta a empresas de seguridad locales.

Algunos de los sospechosos en esta investigación afrontan otra causa por el tráfico ilegal de armas a Colombia en 2013, detallaron las autoridades.

Publicidad