EEUU investiga penalmente el principal banco danés. Foto/AFP

AP

El gobierno estadounidense ha iniciado una investigación penal sobre el flujo de dinero sucio a través de la sucursal en Estonia del principal banco danés, informó esta institución el jueves.

Danske Bank dijo que está “en diálogo” con el Departamento de Justicia en Washington, que había solicitado información después que un informe interno del banco describió una enorme operación de lavado de dinero a través de su sucursal, la que según trascendidos estaba vinculada con familiares del presidente ruso Vladimir Putin.

Publicidad

El gerente general interino de Danske, Jesper Nielsen, dijo que “aún no se pueden hacer conjeturas sobre el desenlace de las investigaciones”.

Los resultados de la investigación interna del Danske Bank, publicados el mes pasado, indican que unos 200.000 millones de euros (235.000 millones de dólares) que pasaron por las cuentas del banco entre 2007 y 2015 eran sospechosos. Su gerente general renunció.

El regulador danés del mercado financiero reabrió una investigación y los fiscales iniciaron procedimientos penales.

El banco dijo el jueves que los reguladores le han ordenado reevaluar sus finanzas y asegurarse de que tiene capital suficiente para cubrir posibles multas o pérdidas relacionadas con el escándalo.

La Autoridad Supervisora Financiera le dijo que debe tener una solvencia de al menos 10.000 millones de coronas danesas (1.550 millones de dólares), según el banco.

Como precaución, Danske Bank interrumpió un programa de recompra de acciones a partir del jueves. La recompra por un total de 10.000 millones de coronas, con un máximo de 85 millones de acciones, debía finalizar el 1 de febrero.

Publicidad