EFE

China encabeza la "lista negra" que elabora el Gobierno de EE.UU. sobre las violaciones de los derechos de propiedad intelectual y patentes en el mundo, un listado que completan otros once países y que en la edición que analiza el pasado año se incluyen también a Argentina, Chile y Venezuela.

En su informe "Special 301", elaborado anualmente por la Oficina del Representante de Comercio Exterior (USTR, en inglés), se "identifican socios comerciales que no protegen de manera adecuada o efectivamente y no aseguran los derechos de propiedad intelectual o deniegan acceso a los mercados de los innovadores y creadores de EE.UU".

Publicidad

La "lista negra" la componen, en total, once países: Argelia, Argentina, Chile, China, India, Indonesia, Kuwait, Rusia, Arabia Saudí, Ucrania y Venezuela.

"La mención de China refleja la necesidad urgente de cambios estructurales fundamentales para fortalecer la protección de la propiedad intelectual y su defensa, en relación al robo de secretos comerciales, piratería y falsificaciones digitales, y la manufactura y exportación de grandes volúmenes de bienes falsificados, así como impedimentos a la innovación farmacéutica", recalcó.

Publicidad

Precisamente, la cuestión de la propiedad intelectual es uno de los principales puntos de fricción en las negociaciones comerciales actualmente en marcha entre China y EE.UU., con las que se quiere poner fin a la guerra arancelaria lanzada por el presidente estadounidense, Donald Trump, y a la que Pekín respondió con medidas similares.

En segundo lugar de la lista figura India, donde se destacan las "serias preocupaciones" existentes sobre el "contexto del futuro de la innovación", en particular respecto al sistema de registro de patentes.

Chile y Venezuela ya estaban en la lista el año pasado, mientras que Argentina se suma este año por las "preocupaciones" ante "la protección efectiva contra el uso comercial injusto y el rango de las cuestiones sujetas a patentes".

El reporte reconoce "progresos" por parte de las autoridades de Chile pero destaca que sigue habiendo una importante piratería digital, mientras que sobre Venezuela advierte de "la significativa incertidumbre y retrasos en inversiones" ante una Ley de Propiedad Industrial que está por debajo de los estándares internacionales.

Publicidad

Publicidad