Panamá rechazó por "inconsulta, arbitraria y extemporánea" su nueva inclusión en esta lista.

EFE

El Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) pidió este viernes a la Unión Europea (UE) apelar "a la solidaridad y cooperación" ante la iniciativa de incluir a Panamá y Nicaragua en una "lista gris" de países con deficiencias contra blanqueo de dinero y financiación del terrorismo.

En una declaración conjunta, los ministros de Relaciones Exteriores de la región exigieron a la UE "evaluar dicha decisión" ante la situación actual de la región por la pandemia del COVID-19, pues estos listados tiene "efectos adversos" que pueden limitar el acceso de los países a fondos internacionales.

Publicidad

La crisis por la COVID-19 plantea la "necesidad de buscar recursos financieros para seguir enfrentando la emergencia sanitaria y, para la etapa de recuperación económica", recalcó el SICA.

En la declaración conjunta el SICA "reitera el compromiso de trabajar arduamente de forma articulada y coordinada por tener un sistema financiero transparente y luchar contra el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo".

El pasado mayo la Comisión Europea (CE) incluyó a Panamá y Nicaragua, junto con otros países, en su lista de países terceros con deficiencias en sus estrategias contra el blanqueo de dinero y la financiación del terrorismo.

Panamá rechazó por "inconsulta, arbitraria y extemporánea" su nueva inclusión en esta lista, que no implica la aplicación de sanciones, restricciones en las relaciones comerciales o imposibilidad de acceder a las ayudas al desarrollo, y que entrará en vigor el próximo 1 de octubre.

Panamá ya había sido incorporado en febrero pasado en una lista del Ejecutivo comunitario de países que podían facilitar el blanqueo y la financiación del terrorismo, pero los Estados de la UE la rechazaron, al considerar que su elaboración no fue transparente y no se mantuvo la suficiente comunicación con las naciones incluidas.

Y esta lista de la Comisión Europea es diferente de la que elabora el Consejo de la UE sobre paraísos fiscales, en la que ahora mismo también está incluida Panamá.

Publicidad