Ucrania Economía -  11 de agosto 2022 - 20:43hs

Rusia y Ucrania se acusan de nuevos bombardeos en central nuclear de Zaporiyia

Los combates continúan en el este de Ucrania, donde los separatistas apoyados por Rusia luchan contra las fuerzas ucranianas desde 2014.

Rusia y Ucrania se acusaron este jueves mutuamente de haber procedido a nuevos bombardeos en el área de la central nuclear ucraniana de Zaporiyia, donde la situación es "grave", alertó el responsable del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Los dos países en guerra reportaron cinco ataques con cohetes cerca de una zona de almacenamiento de material radiactivo en la planta, la mayor de Europa, situada en el sur de Ucrania.

El operador de las centrales ucranianas, Energoaton, anunció poco después un nuevo bombardeo ruso cerca de uno de los seis reactores de la central, que provocó "una gran humareda" y dañó "varios sensores de radiación".

La planta ucraniana de Zaporiyia pasó bajo control de las tropas rusas el 4 de marzo, poco después del inicio de la invasión de Ucrania el 24 de febrero. Ucrania acusa a Rusia de haber desplegado tropas en las instalaciones de la central y de haber almacenado armas.

El secretario general de la ONU, Antonio Guterres, llamó a "cesar inmediatamente" toda actividad militar en torno a la instalación y advirtió que la continuación de las hostilidades podría "conducir a una catástrofe".

El responsable del OIEA, Rafael Grossi, dijo ante una reunión del Consejo de Seguridad que "la situación es seria, grave" alrededor de la planta y solicitó a rusos y ucranianos que permitan el ingreso de una misión del organismo "lo antes posible".

En el encuentro de dos horas, todos los miembros del Consejo de Seguridad apoyaron la misión, pero sin consensuar de quién es la responsabilidad de los ataques o quién debe organizar la visita.

La representante de Estados Unidos, Bonnie Jenkins, al igual que otras delegaciones, instaron a Rusia a retirar sus militares para que Ucrania pueda "restaurar la seguridad impecable, la protección y los salvaguardas que implementó durante años en la planta".

También, un portavoz de la diplomacia estadounidense se mostró favorable a crear una zona desmilitarizada alrededor de la central.

En la misma línea se expresó el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, que denunció el "chantaje nuclear ruso". "Solo la retirada de los rusos (...) garantizará la seguridad nuclear de toda Europa", dijo.

"El mundo entero debe reaccionar inmediatamente para echar a los ocupantes de la central de Zaporiyia", añadió Zelenski, que en los últimos días ha alertado que Rusia puede provocar un accidente peor que el de Chernóbil en 1986.

- "Estado terrorista" -

La central de Zaporiyia, cerca de la ciudad de Energodar, a orillas del río Dniéper, dispone de seis de los 15 reactores ucranianos, capaces de suministrar energía a cuatro millones de hogares.

"Rusia ha convertido la planta nuclear en un campo de batalla", afirmó Zelenski en un discurso por videoconferencia durante una reunión de donantes en Copenhague.

El mandatario ucraniano pidió endurecer las sanciones contra Rusia, calificando a este país de "Estado terrorista".

En la misma línea, el Parlamento de Letonia, un país miembro de la unión Europea (UE) y de la OTAN, declaró a Rusia como "Estado patrocinador del terrorismo" y consideró que sus acciones en Ucrania constituían "un genocidio".

La portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia, María Zajárova, consideró que esa declaración parlamentaria no tenía más sustancia que una "xenofobia primaria".

- "Cada día resulta peor" -

Los combates continúan en el este de Ucrania, donde los separatistas apoyados por Rusia luchan contra las fuerzas ucranianas desde 2014.

En Nikopol (sureste), a un centenar de kilómetros de la planta de Zaporiyia, el gobernador Valentyn Reznichenko reportó en Telegram tres muertos y nueve heridos en bombardeos nocturnos rusos.

En el Donbás (este), el jefe de la administración militar de la región de Donetsk, Pavlo Kyrylenko, anunció la muerte de 11 civiles en las últimas 24 horas: seis en Bajmut, tres en Soledar, uno en Krasnogorivka y uno Avdivka.

En Soledar, los pocos residentes que quedan viven en refugios subterráneos.

"Esperamos buenas noticias, pero cada día resulta peor", dijo Svitlana Klymenko, de 62 años, mientras incesantes bombardeos retumbaban fuera.

Las tropas rusas, que bombardean sin descanso Soledar, intentan expulsar de allí al ejército ucraniano para poder avanzar hacia Bajmut.

Los acreedores de Ucrania aceptaron una moratoria de dos años en el pago de su deuda externa de 20.000 millones de dólares, ante el severo impacto de la invasión rusa en su economía.

"Esto permite a Ucrania mantener la estabilidad macrofinanciera y fortalecer la sustentabilidad económica", dijo en Twitter el primer ministro ucraniano, Denys Shmygal.

El PIB de Ucrania podría caer un 45% este año, según las últimas estimaciones del Banco Mundial.

FUENTE: AFP

En esta nota: