EEUU Famosos -  2 de marzo 2014 - 10:46hs

Jared Leto reflexiona sobre la muerte

El polifacético Jared Leto podría alardear de los reconocimientos interpretativos y musicales que ha venido recibiendo en las últimas décadas, ya sea por su trabajo en películas de culto como 'Réquiem por un sueño' o por los millones de discos vendidos por su banda '30 Seconds To Mars', pero lo cierto es que el artista prefiere analizar su envidiable éxito desde un punto de vista más existencial, agradeciendo a su talento artístico que le salvara de una más que "probable muerte".

"Mi hermano Shannon y yo [ambos integrantes de la mencionada banda de música] pasamos muchos años en el lado oscuro de la vida, y estoy seguro de que si no hubiéramos hecho un bueno uso de nuestra creatividad, ahora mismo probablemente estaríamos en la cárcel o, peor aún, consumidos por la muerte. La verdad es que ahora pienso en la muerte con más frecuencia que antes, quizá porque ahora estoy convencido de que estoy un poco más lejos de ella", aseguró el atractivo intérprete a la revista Q.Aunque ya no parece sentirse tan amenazado como en tiempos pasados, los pensamientos sobre el fin de la vida terrenal siguen jugando un papel fundamental en el día a día de Jared Leto, ya que le ayudan a relativizar los problemas de la vida cotidiana y, sobre todo, a aprovechar al máximo una existencia "efímera" y destinada a "desaparecer".

"Tener la idea de la muerte en la cabeza no tiene por qué asociarse a una actitud pesimista. Si lo piensas bien, el hecho de saber que tu tiempo es prestado y que algún día todo va a desaparecer puede ser muy útil para disfrutar de lo que tienes sin cuestionarte tantas cosas. La naturaleza es sabia y siempre tiene mecanismos para renovarlo todo, desprenderse de lo viejo y dar la bienvenida a lo nuevo. La vida es efímera y, si no fuera así, creo que no la viviríamos con plenitud", apuntó.Gracias a esa filosofía de vida, Jared Leto afronta la esperada ceremonia de los premios Óscar sin ningún tipo de presión a pesar de estar nominado en la categoría de mejor actor secundario por su papel en 'Dallas Buyers Club'.

"La verdad es que la posibilidad de ganar un premio no me pone nervioso. Quizá todo tenga que ver con el hecho de que no teníamos televisión de pequeños y por eso nunca veíamos este tipo de ceremonias. No he acabado de interiorizar la magnitud de estas cosas", concluyó.

En esta nota: