JORDANIA Famosos -  15 de abril 2014 - 16:51hs

Orlando Bloom comparte con familias y niños refugiados sirios en Jordania

Mesa América/Bogotá (TVEFE). El actor británico y embajador de Buena Voluntad de la Unicef, Orlando Bloom, visitó Jordania para reunirse con varios niños sirios refugiados y sus familias en el campo de Za'atari y en la ciudad de Irbid, donde fue testigo de las difíciles condiciones de millones de sirios.

"Ellos tienen sueños y aspiraciones tal como cualquier otro niño. Pero, por supuesto, sus oportunidades de salir de la escuela o aun completar su educación e ir a algo como un trabajo real son ideas descabelladas", lamentó el actor.

Bloom, que es embajador de Buena Voluntad de Unicef desde octubre de 2009, compartió con los pequeños en una de las tres escuelas del campo de Za'atari, una zona en la que hay 23.000 niños refugiados registrados pero tan solo 12.000 pueden ir a la escuela.

"Ellos han visto muchos más de lo que cualquier niño debería ver, han experimentado más de lo que cualquier niño debería experimentar y lo que esto les causa a sus cerebros, a su psiquis, a sus habilidades sociales", remarcó Bloom.

El actor de películas como Piratas del Caribe, que por estos días cambió los sets de grabación por estos campos de refugiados, se mostró consternado por la realidad de estas familias que han sido devastadas por un conflicto que ya lleva tres años desde que se desató con fuerza en Siria.

Los niños hicieron algunas presentaciones para Bloom, quien luego se unió a ellos para compartir un tiempo de juego.

El campo de refugio de Za'atari es el más grande del mundo con una población de más de 100.000 personas, pero en las urbes de países como Jordania, El Líbano, Turquía, entre otros, son millones más de sirios que deben arreglárselas para buscar lo del diario vivir.

Bloom también visitó algunos refugiados que viven en Irbid, al norte de Jordania; así mismo se reunió con jordanos que viven en condiciones de vulnerabilidad y reciben apoyo psicológico a través de actividades como el teatro, la música y el arte.

Hasta el momento, se calcula que el conflicto en Siria ha dejado alrededor de 5.6 millones de niños severamente afectados, 1.3 millones de ellos viven como refugiados.