EEUU Famosos -  20 de mayo 2016 - 11:15hs

Rose Byrne explica su experiencia en Los Ángeles: Es una ciudad rara

La primera vez que la actriz Rose Byrne puso un pie en Los Ángeles procedente de su Australia natal se sintió completamente "abrumada" por el frenético ritmo y las peculiaridades de la ciudad, aunque con el paso del tiempo ha aprendido a amar el lugar que le ha dado la fama y el éxito.

"Me fui a Los Ángeles cuando tenía 18 o 19 años y pasé un tiempo allí. Y estuve viviendo a caballo entre Australia y Los Ángeles durante unos tres años hasta que conseguí mi primer trabajo en Estados Unidos. El éxito no me llegó de la noche a la mañana, desde luego. Tardé en acostumbrarme a mi nuevo hogar. Desde mi inocente perspectiva me sentía lista para vivir en Los Ángeles, pero en realidad nada puede prepararte para esta ciudad. Es un lugar muy raro. Incluso desde el punto de vista geográfico, tiene una disposición rara. Ahora me gusta, pero con 20 años me resultaba abrumador. Estuve viviendo en Venice. Ahora me gusta el Eastside, Los Feliz", cuenta a la revista Playboy.

Aunque ya esté completamente asentada en Hollywood, Rose no olvida sus raíces australianas porque se siente especialmente orgullosa del espíritu nómada y la sensatez de la que hacen gala la mayoría de sus compatriotas.

"Mis padres son unos australianos muy sensatos, a ellos no les gusta el espectáculo y las tonterías. Son autosuficientes y curiosos. Espero salir a ellos en ese sentido. Los australianos son unos verdaderos nómadas, viajamos mucho porque estamos muy aislados. Esa es una de las razones por las que estoy orgullosa de ser australiana. Mis padres me animaron mucho. Querían que fuera a la universidad. Y lo hice, fui a la universidad en Sídney y conseguí un título. Tuve la suerte de empezar a trabajar nada más acabar mis estudios".

En esta nota: