EEUU Famosos -  19 de noviembre 2018 - 11:22hs

Lolita no podría ser "más feliz" cuando ejerce de niñera de su nieto Noah

Más allá del carácter alegre y extrovertido que suele exhibir tanto en sus apariciones públicas como en las redes sociales, la cantante y actriz Lolita ha dejado patente en la última publicación que ha compartido en su perfil de Instagram que la felicidad y el optimismo que la embargan estos días es doble gracias a su recién estrenada condición de abuela, la cual se materializó el pasado 12 de octubre con el nacimiento de su primer nieto Noah.

De hecho, la intérprete ha sacado a relucir también su lado más enternecedor al agradecer públicamente a su hija Elena Furiase la oportunidad que le ha dado de pasar buena parte de su fin de semana con el retoño para ejercer de habilidosa y experimentada niñera: todo ello al tiempo que compartía una foto en la que aparecía dando el biberón al adorable pequeñín.

"Hoy no he podido ser más feliz, desde la una de la tarde hasta las diez de la noche he disfrutado de mi nieto Noah. Más felicidad imposible. Gracias @elenafuriase y @gonzalo.g [Gonzalo Sierra, padre de la criatura] por hacerme hoy un poco más feliz. Te quiero, Noah, os quiero hijos", reza el conmovedor mensaje que les ha dirigido a través de su espacio personal.

Como era de esperar, numerosos amigos, compañeros de profesión y admiradores de la hija de Lola Flores han inundado el tablón de comentarios de felicitaciones varias, muestras de cariño y, también, de mensajes con los que animar a Lolita a seguir sacando el máximo partido a una etapa "tan hermosa de la vida".

Además del orgullo que se desprende de su condición de abuela primeriza, la afamada artista también se ha venido expresando en estas últimas semanas sobre la admiración adicional que desde el pasado octubre siente por su hija Elena, a la que ya había rendido tributo por su faceta de intérprete, por ser una hija ejemplar y, por supuesto, por la fortaleza que había destilado a lo largo de sus nueve meses de embarazo.

"Le va muy bien, ya que la maternidad es fruto del instinto. No hace falta un libro de instrucciones. Pero es verdad que he aprendido que a los nietos no se les quiere igual que a los hijos. Es un cariño es totalmente diferente porque tienes la preocupación y el cariño del nieto, pero también sientes con fuerza la preocupación y el amor intenso que mi hija tiene hacia el bebé", reconocía hace unos días.