Charlize Theron, en la portada de la edición australiana de Marie Claire

Showbiz

Puede que hace unos meses la oscarizada Charlize Theron confesara abiertamente no estar atravesando una buena racha en el ámbito sentimental y lo atribuyera, entre otras cosas, al carácter "intimidante" de su fama, pero lo cierto es que esa escasa fortuna en el apartado amoroso se ve compensada y con creces con el sinfín de alegrías y satisfacciones que le brinda a diario su condición de madre de dos niñas pequeñas.

"Me encanta ser madre y ejercer de madre. Cuando me decidí a serlo, estaba claramente preparada. Ahora me voy a la cama a las ocho menos cuarto de la tarde, y me encanta porque eso significa que estoy sacando el máximo partido a la vida. Si me muriera mañana, podría decir que lo haría en paz y satisfecha del papel que he jugado en este mundo", ha revelado sobre las pequeñas Jackson (7) y August (3), a las que adoptó en solitario, en una entrevista a la edición australiana de Marie Claire.

Publicidad

La estrella de Hollywood también ha querido presumir del cambio de mentalidad tan positivo que empezó a desarrollar, ya entrada en la treintena, al "descubrir" las bondades de la terapia psicológica y, entre ellas, la oportunidad que le brindaba de analizar su relación con el entorno desde múltiples y edificantes perspectivas.

"No descubrí la terapia hasta que me encontré en la mitad de la treintena. Y mis razones para recurrir a ella tenían mucho que ver con el hecho de vivir en Sudáfrica, la incertidumbre en general y también el haber convivido a diario con un alcohólico [su padre Howard, a quien su madre mató de un disparo en defensa propia tras un largo período de maltrato físico y psicológico]. Lo que aprendí de todo ello es que mi vida está compuesta de muchos planos. A veces es necesario ver las cosas desde la distancia para poder apreciar de verdad su naturaleza. Y a partir de ahí pude crear exactamente la vida que necesitaba para mis propias hijas", ha reflexionado.

Publicidad