Mariah Carey

Showbiz

Pese a los rumores que siempre han rodeado la vida privada de Mariah Carey, y que han contribuido a cimentar su reputación de diva excéntrica para la que ningún lujo o exceso resulta suficiente, hay un terreno en el que ella considera que siempre ha sido muy moderada: sus conquistas amorosas.

"No he estado con demasiadas personas, pero desde luego sí que se trata de una selección muy variada. A lo largo de toda mi vida solo me he acostado con cinco personas, así que se podría decir que soy bastante mojigata, al menos en comparación con lo que hacen otros en esta misma industria", ha confesado la estrella de la música en una nueva entrevista a la revista Cosmopolitan.

Publicidad

La gran mayoría de sus fans podrán enumerar sin temor a equivocarse al menos la mitad de los nombres de esa lista: si bien Mariah estuvo comprometida hasta finales de 2016 con el millonario australiano James Packer, en vista de que la intérprete y su exmarido Nick Cannon -con quien tuvo a sus dos hijos- no mantuvieron relaciones sexuales hasta después de casarse en 2008, puede que su compromiso con el australiano no llegara a consumarse.

Otro de los romances más mediáticos de la intérprete fue, sin duda, el que mantuvo durante tres años con Luis Miguel, y en la actualidad ella parece haber encontrado la anhelada estabilidad junto al bailarín Bryan Tanaka.Por supuesto, al hablar de los hombres de su vida tampoco puede olvidarse al productor Tommy Mottola, el responsable de 'descubrirla' en la industria musical y con quien estuvo casada durante ocho años.

No es ningún secreto que la artista no guarda precisamente un buen recuerdo de esa unión que estuvo marcada por la diferencia de edad de dos décadas que existía entre ella y su poderoso marido, y por el carácter controlador y obsesivo que él mismo reconoció años más tarde que había desplegado en torno a su esposa para convertirla en una estrella.

"Puede que lo más sencillo es que te imagines una novia que todavía es una niña", explica para resumir aquella mediática boda. "Se hizo un esfuerzo consciente para que yo siguiera siendo el vivo retrato de la chica americana perfecta, sea eso lo que sea. Era todo muy controlador. Como ser humano no contaba con un ápice de libertad. Era casi lo mismo que ser una prisionera", ha recordado acerca del actual marido de la mexicana Thalía.

Publicidad