Emily Ratajkowski posando en la revista Harper's Bazaar

Showbiz

A lo largo de su carrera Emily Ratajkowski ha protagonizado un sinfín de editoriales de moda en lencería, pero el último que ha realizado para el número de septiembre de la revista Harper's Bazaar se diferencia de todos los demás debido a que en varias de las imágenes ella aparece posando para la cámara con los brazos levantando y mostrando el vello de sus axilas.

Ese detalle no es, claramente, una casualidad, sino una excusa para que ella reflexione abiertamente sobre el escrutinio que soportan las mujeres por la manera en que se visten, actúan o abordan su rutina de belleza.

Publicidad

"Si decido depilarme o no las axilas, depende solo de mí. En mi opinión, el vello corporal es una oportunidad más para que ejerzamos nuestro derecho a decidir, a elegir cómo queremos sentirnos y cuál es nuestro punto de vista al respecto. Por norma general, yo suelo depilarme, pero a veces me apetece no hacerlo y dejar que me crezca el pelo y eso me hace sentir sexy", ha explicado la modelo y actriz en el artículo que ha escrito para la publicación.

"Y no, no hay una opción correcta y otra errónea, no hace que sea más o menos feminista, o una 'mala feminista' como diría la escritora Roxane Gay. Siempre y cuando se trate de una elección que haya hecho libremente, será la acertada.

Al fin y al cabo, cada individuo debe definir su identidad y su sexualidad, sin la interferencia de nadie más".Algo tan sencillo como decidir si se quiere lucir pelo en las piernas -o en cualquier otra parte- puede resultar un arma muy poderosa, en opinión de la celebridad, en un mundo que continúa condenando a quienes se atreven a expresar libremente su sexualidad y tratando de limitar cada vez más sus derechos sobre su propio cuerpo."Las jóvenes tienen que soportar que se las ataque desde todos los ángulos y por cualquier cosa desde que empiezan a hacerse mayores. Lo único que les queda es poder decidir.

El fondo, la forma en que uno decide presentarse ante el mundo, da igual que se adapte o no a los códigos heteronormativos, depende solo de esa persona. Démosle a las mujeres la oportunidad de ser quienes deseen ser y de la manera más polifacética posible. Y que le den a cualquier idea preconcebida", ha concluido.

Publicidad