La cantante Isabel Pantoja

Showbiz

Aunque la popularidad de la tonadillera Isabel Pantoja se ha disparado desde su paso por el programa de telerrealidad 'Supervivientes', hasta el punto de que ahora ejercerá como miembro del jurado en la edición española de 'Kids Got Talent', lo cierto es que en el seno de su familia se libra a día de hoy una guerra sin cuartel que protagonizan nada menos que sus dos hijos, Kiko Rivera e Isa Pantoja, y a la que ahora se ha sumado Irene Rosales, esposa del primero.

Las desavenencias entre la joven anteriormente conocida como Chabelita y su afamada progenitora, sin olvidar sus encontronazos con su hermano mayor, no son ni mucho menos nuevas, pero ahora han llegado a un punto muy dramático después de que la ahora cantante arremetiera duramente contra Kiko al tiempo que criticaba a su madre por entrometerse demasiado en su vida.

Publicidad

"Mi madre tiene sus cosas, como madre se preocupa por algunas cosas. Pero ella tiene que entender que yo soy mayor, y que nunca voy a hacer nada malo. Ella sabe que yo ni tengo vicios ni tengo problemas con la justicia", aseguraba recientemente Isa sobre el pasado más oscuro del ahora DJ y productor, quien ya se había sincerado en el pasado sobre su ya superada adicción a las drogas.

Pese a que siempre ha tratado de mantenerse en un segundo plano y no entrar a valorar el cruce de declaraciones entre las partes, Irene Rosales, madre de dos niñas pequeñas junto a su marido, no pudo contenerse tras ser testigo de los dardos envenenados que Isa le lanzó a su hermano y, en su última aparición televisiva, tildó directamente a su cuñada de "sinvergüenza".

Por si eso no fuera suficiente, desde el programa 'Sálvame' del canal Telecinco se ha venido difundiendo el rumor de que Kiko Rivera le habría sido infiel a Irene y que la propia Isa, consciente de esa supuesta información, le habría amenazado con hacerla pública a cambio de no se sabe exactamente qué. En ese sentido, la respuesta ofrecida al respecto por Irene ha sido tan rotunda como marcada por la indignación.

"No voy a entrar en nada de eso. No voy a seguir con esta guerra. No es ni mi forma ni mi estilo. Estamos felices, súper enamorados, tenemos una familia formada y vamos a seguir adelante", ha asegurado la ahora modelo e 'influencer' en la inauguración de la nueva discoteca en la que ha invertido Kiko Rivera.

Publicidad