Sophie Ellis-Bextor

Showbiz

A diferencia de otras madres que, aunque no lo digan abiertamente, sueñan con tener una niña para poder inculcarles ciertos gustos o aficiones más identificativas del sexo femenino cierto es también que las barreras que separan a ambos son afortunadamente cada vez más difusas, la cantante Sophie Ellis-Bextor está encantada con los cinco varones que se desprenden de su sólido matrimonio con Richard Jones y, de hecho, jamás le ha dado demasiada "relevancia" al género en lo que al trato con sus pequeños se refiere.

"Yo quería tener hijos, me daba igual si tenía niños o niñas. Puede que cuando estaba embarazada del primero sí que tuviera algo más de curiosidad y me preguntara qué sería. Pero tan pronto como di a luz a mi hijo Sonny [14], me di cuenta de que simplemente estaba feliz de tenerle conmigo, independientemente de su sexo, feliz de haberle conocido", ha reconocido la intérprete a la agencia de noticias Bang Showbiz.

Publicidad

Cuando llegó al mundo su segundo retoño, Kit (9), y empezó a darse cuenta de que su personalidad tenía poco que ver con la de su hermano mayor, Sophie fue ya plenamente consciente de que las principales diferencias entre los seres humanos no están tan relacionadas con su físico, sino con el carácter.

Eso explica que, con cinco retoños ya en su haber, la estrella del pop sienta que en su prole hay variedad de sobra como para tener que buscar un sexto.

"Luego tuve a su hermano, Kit, que es muy diferente. Después contaba con todo el tiempo del mundo para compararlos, para averiguar cómo eran en realidad, cómo evolucionaban, cada uno a su ritmo, qué cosas les hacían reír y qué cosas no les gustaban. Ahí ya me di cuenta del todo de que el sexo y el género son completamente irrelevantes: somos solo personas", ha asegurado en la misma conversación para hablar, a continuación, sobre la escasa probabilidad de que llegue un nuevo miembro a la familia.

"Yo creo que con cinco niños ya me puedo plantar. De hecho, diría que cinco son demasiados", ha señalado sobre su familia más que numerosa, a la que también pertenecen los pequeños Ray (6), Jesse (3) y Mickey, este último nacido hace diez meses escasos.

Publicidad