EEUU Famosos -  4 de noviembre 2019 - 11:18hs

Helena Bonham Carter vive en su antiguo hogar familiar con Tim Burton

La actriz se considera una afortunada por haber podido conservar la mansión que construyó junto a su marido en Londres a partir de varias viviendas independientes que convirtieron en una sola

La visión que el resto del mundo ha tenido siempre de la vida doméstica de Helena Bonham Carter con su ahora exmarido Tim Burton se aleja bastante de la realidad: la leyenda urbana acerca de que su hogar familiar consistía en dos mansiones conectadas por una especie de túnel, por ejemplo, no era cierta. En realidad, el antiguo matrimonio había unificado varias viviendas contiguas hasta convertirlas en una casa "muy, muy grande" propia de "gente rica" como ellos, pero sin ningún tipo de cohesión en materia de diseño de interior.

En la actualidad es la intérprete quien sigue residiendo en esa propiedad en uno de los barrios más exclusivos de Londres tras su divorcio del cineasta y se considera muy afortunada de haber podido conservar un lugar tan especial.

"Todo el asunto de la doble casa se ha resuelto de forma muy civilizada. Hemos sido razonables y, por suerte, yo me he quedado con las dos. Ha sido muy generoso por su parte", ha desvelado Helena en una entrevista al dominical The Sunday Times.

"En realidad no son dos casas separadas, sino dos construcciones pequeñas que unimos en su momento", ha matizado. "En la que yo tenía antes no había espacio suficiente para los cuartos de los niños porque era una especie de casita de campo. Siempre había pensado que lo ideal sería encontrar al hombre perfecto que viviera justo al lado porque así tendría un hueco donde poner las habitaciones infantiles. Al final la casa de Tim se convirtió básicamente en la que usábamos como familia, y yo pude conservar mi antigua habitación y una cocina. Es un poco extraño, porque en la práctica mis hijos viven en la puerta de al lado... Pero cuanto más místico resulte todo, mejor. El nuestro es un hogar mágico, cada uno puede perderse y estar a su aire".

El antiguo matrimonio ha seguido manteniendo un trato muy cordial por el bien de los dos hijos que tienen en común y que que pasan la mayor parte del tiempo con su madre pese a que han llegado a un acuerdo de custodia "muy flexible". Por su parte, Helena no descarta volver a ponerse en un futuro a las órdenes de su exmarido, con quien ha colaborado en numerosas ocasiones, si se presentar la ocasión.

"Creo que habrá que esperar para ver qué sucede", ha apuntado para no adelantar acontecimientos. "Yo trato de pararme a considerar solo la realidad. Hay que permanecer en el presente. De hecho, estoy tratando de entrenar a mi hija para que su mente no le juegue malas pasada. Yo tardé años en darme cuenta de que mi cabeza me había estado mintiendo constantemente y había acabado obsesionada con puras ficciones".