Nicki Minaj

Showbiz

El anuncio de que Instagram sigue adelante con sus planes para ocultar el número de "me gusta" que reciben sus publicaciones poniendo en marcha esa función en un número reducido de cuentas ha dividido a las personalidades que desarrollan parte o la totalidad de su carrera en la plataforma.

Kim Kardashian, por ejemplo, se ha posicionado a favor de ese cambio alegando que comprende la necesidad de hacer algo para reducir el impacto negativo que la obsesión por ganar popularidad en esa red social tiene entre sus usuarios más jóvenes, pero Nicki Minaj no comparte su punto de vista.

Publicidad

"Voy a dejar de publicar en Instagram a partir de esta semana porque van a empezar a ocultar los 'likes'. Mmhhh ¿a qué debería aficionarme ahora? Pensad en la cantidad de tiempo libre con que me voy a encontrar de pronto entre manos en esta nueva vida", ha anunciado la rapera en su perfil de Twitter, donde ha expuesto en una serie de tuits posteriores las razones que le han llevado a tomar esa decisión.

En opinión de la estrella de la música, las compañías discográficas multimillonarias y los servicios de streaming han sido los verdaderos impulsores de esta medida y quienes más se beneficiarán de ella al arrebatarle a los artistas independientes el poder que habían venido ganando en los últimos años gracias a la visibilidad que les otorgaba Instagram.

Nicki tampoco da credibilidad a las informaciones que apuntan a que muchos influencers se han beneficiado de la desaparición del recuento de 'likes' que reciben sus fotos y vídeos al mejorar la respuesta que reciben por parte de sus seguidores: "¿Quién controla esos números para que los influencers puedan seguir 'influyendo' a la gente para que le den 'like' a todo lo que hacen? Necesitan convenceros a todos para 'vender' su mensaje. Es lo mismo que sucede con YouTube, que puede dar o quitar un millón de visitas en cualquier momento", ha apuntado ella.

Para concluir su alegato, Nicki ha asegurado que ella no necesita ni se preocupa por el recibimiento que obtengan sus publicaciones de Instagram, pero sí espera que la compañía juegue limpio al menos con el resto de la comunidad virtual.

"Alteraron la interacción con nuestros seguidores en un primer momento al cambiar el algoritmo. Luego volvieron a mejorarla para mostrarnos lo bueno que era el nuevo iPhone perdón, quiero decir lo buena que era la nueva aplicación de IG. Dejadme que adivine: no creéis que iPhone ralentiza vuestro teléfono cuando está a punto de lanzar un nuevo modelo...", ha señalado con ironía para citar un ejemplo de supuestas tácticas de negocios poco éticas que ella no está dispuesta a tolerar.

Publicidad