Iker Casillas y Sara Carbonero

SHOWBIZ

La pareja formada por Iker Casillas y Sara Carbonero, padres de los pequeños Martín (5) y Lucas (3), ha demostrado en infinidad de ocasiones que la ciudad de Oporto no ha dejado de brindarles alegrías y satisfacciones desde que ambos hicieran las maletas para empezar allí una nueva vida hace ya cuatro años.

Y ahora que los dos enamorados viven, además, un trimestre final del año mucho más relajante en comparación con meses anteriores, después de que la presentadora finalizara con éxito un tratamiento de quimioterapia preventiva tras la detección, en mayo, de un tumor en uno de sus ovarios, resulta comprensible que el matrimonio haya querido presumir de la amplia oferta de ocio que les proporciona la segunda urbe portuguesa.

Publicidad

Por medio de sus redes sociales, tanto Iker como Sara han revelado, por ejemplo, que durante el puente de la Constitución y la Inmaculada Concepción decidieron regalarse una emocionante noche de fado en uno de los locales más emblemáticos de la ciudad, la Casa da Mariquinhas, además de dar un agradable paseo invernal en una de las zonas más evocadoras de Oporto, el paseo fluvial.

Asimismo, y como se desprende de las 'stories' que la periodista toledana ha venido compartiendo en Instagram, el pasado fin de semana y los días posteriores también han estado repletos de actividades familiares con sus dos retoños, quienes aparecen jugando en el salón de su casa y, a buen seguro, haciendo las delicias de sus afamados padres, quienes han dejado patente que la recuperación de Sara y los progresos que no ha dejado de realizar el portero en su proceso de rehabilitación -consecuencia del infarto de miocardio que sufrió a principios de mayo- les han devuelto las sonrisas y el optimismo.

Publicidad