EEUU Famosos -  2 de marzo 2020 - 16:04hs

La esposa de Roman Polanski abandona Instagram tras defenderle en esa misma plataforma

La actriz Emmanuelle Seigner tildó de "histéricas" en busca de fama a las mujeres que han acusado a su marido de acosarlas o abusar sexualmente de ellas tras el triunfo del cineasta en los César

La polémica en torno al reconocimiento que la Academia de las Artes y Técnicas del Cine de Francia ha otorgado a la última película de Roman Polanski, 'El oficial y el espía', con doce candidaturas a los César de las que finalmente se impuso en tres -incluido el galardón a mejor director-, está lejos de haberse zanjado a pesar de que él no acudió a la entrega de premios celebrada el pasado viernes en París.

La última en alzar la voz para ofrecer su opinión acerca del boicot organizado contra el realizador, que oficialmente sigue siendo un fugitivo de la justicia estadounidense por un delito de violación a una menor, ha sido su esposa Emmanuelle Seigner. Como era de esperar, la actriz se ha posicionado de parte de su marido en la esfera virtual, pero lo que ha llamado poderosamente la atención a sus seguidores han sido las palabras que ha utilizado para referirse a las cuatro mujeres que en los últimos años han acusado al oscarizado cineasta de acosarlas o abusar sexualmente de ellas.

"Os ruego a todos que dejéis de fastidiarme. Todo este [asunto] se basa en mentiras de histéricas y de locas en busca de fama", denunciaba al día siguiente de la ceremonia a través de su cuenta de Instagram. "Os doy las gracias por respetar mi espacio, el de mis hijos, mis padres y mis hermanas", concluía la publicación, añadiendo el hashtag #lasbrujasdeSalem para comparar la situación actual que está viviendo junto a su marido con una caza de brujas en toda regla.

Las reacciones a su mensaje no se hicieron esperar, e incluían desde mensajes de apoyo de otras figuras de la industria del cine o de sus allegados -su hermana Mathilde subió una imagen del filme a su perfil junto al mensaje: "Cuando el derecho al voto prevalece sobre las habladurías"- a ataques directos contra su persona.

Finalmente la presión ha acabado siendo demasiado y la intérprete de 53 años optó por borrar ese mensaje, aunque no ha parado ahí. También ha eliminado por completo su perfil en la red social.

En esta nota: