Debbie Harry

SHOWBIZ

Fiel a su carácter sincero y transparente, la legendaria Debbie Harry, líder y vocalista de la banda de rock Blondie, se ha confesado abiertamente sobre la adicción a la heroína que sufrió en sus años de juventud, cuando su nombre empezaba a ganar notoriedad en la transgresora escena artística de los años 70. Pero lo más sorprendente de todo es que, lejos de tener que echar mano de la ayuda profesional, la artista acabó superando su dependencia a tan destructiva sustancia por medio del mero hartazgo.

"Las drogas son algo muy curioso. Lo que terminó por alejarme irremediablemente de todo aquello fue lo difícil que me resultaba conseguirlo, tenía vivir una una odisea para hacerme con unos gramos. Llegó a convertirse en un engorro, una ocupación a tiempo completo. Se volvió algo muy desagradable y la verdad es que fui afortunada con el período de abstinencia", ha revelado a la revista británica ES.

Publicidad

Aunque a sus 74 años la estrella de la música disfruta de un estilo de vida mucho más apacible y saludable que en sus tiempos de juventud -"Mi dieta se compone principalmente de alimentos crudos", ha admitido en su conversación-, eso no significa que su concepción del mundo haya mejorado significativamente o que, a día de hoy, goce de mayores niveles de felicidad y sensación de plenitud.

"Depende del día, la verdad, a veces me invade la apatía y la desesperanza", ha reconocido sin entrar en detalles sobre las causas o las circunstancias que lo explican. Asimismo, Debbie, quien nunca se ha casado, reconoce que todavía no ha renunciado a la idea de conocer al amor de su vida.

"Sigo muy activa en ese sentido, pero no he llegado a experimentar el tipo de atracción química que vengo buscando. Cada vez hay menos hombres libres para una mujer de mi edad, casi todos están casados y tienen hijos. ¿Cuál es su problema? Por otra parte, creo que cada vez hay más relaciones extramatrimoniales, y quizá ese sea mi camino", ha aseverado.

Publicidad