Cristiano Ronaldo y su hija Alana Martina en un vídeo de (c) Instagram

SHOWBIZ

Puede que el futbolista Cristiano Ronaldo haya demostrado en innumerables ocasiones, incluyendo estas semanas de confinamiento forzoso, que no está dispuesto a renunciar a sus intensas sesiones de entrenamiento ni siquiera en los días festivos. Los frutos de su carácter disciplinado y su amor por el deporte son más que evidentes -solo hay que echar un vistazo a su cuenta de Instagram-, pero hasta ahora el astro luso no había revelado que, en los últimos días, sus jornadas en el gimnasio se habían encontrado con ciertos obstáculos.

En el último y divertido vídeo que ha compartido en su espacio personal, el delantero de la Juventus ha dejado patente la dificultad que entraña realizar algo en principio tan sencillo para él como una tabla de abdominales. Ahora que está recluido en su mansión de Madeira, parece que el deportista no puede evitar que alguno de sus retoños -o dos de ellos en este caso- trate de boicotear su misión.

Publicidad

"¡Niños, dejad que papá haga su trabajo! Quedaos en casa y permaneced activos", ha escrito el exjugador de Real Madrid en la plataforma junto a una grabación en la que aparecen los pequeños Mateo y Alana toqueteando su cabeza mientras este trata de completar el ejercicio. Hacia el final del vídeo, sin embargo, los dos niños acaban ejerciendo de pesas para que su afamado padre ponga de manifiesto el poderío de sus bíceps, por lo que su contribución a la sesión termina siendo bastante notable.

"Los mejores entrenadores, ¡cómo te ponen las pilas!", ha publicado en la sección de comentarios la modelo Georgina Rodríguez, pareja del portugués y responsable de la grabación, quien por su parte se ha encargado de dejar boquiabiertos a sus seguidores de la red social con una sensual foto en bikini relativa al verano pasado. "Echando de menos la naturaleza, ya queda menos...", reza la descripción de la publicación.

Publicidad