LONDRES Famosos -  8 de junio 2020 - 11:00hs

La condesa de Wessex habla de la "vida normal" de sus dos hijos

El príncipe Eduardo y su esposa han decidido no usar los títulos de Alteza Real para sus dos hijos y les han explicado desde pequeños que tendrán que trabajar para ganarse la vida

La salida de Enrique y Meghan de la monarquía británica y la renuncia del príncipe Andrés a sus funciones públicas debido a su conexión con el empresario Jeffrey Epstein -que se suicidó el pasado verano en prisión mientras esperaba a ser juzgado por tráfico sexual de menores- han conseguido que la condesa de Wessex gane un protagonismo inesperado en los últimos meses.

La esposa del príncipe Eduardo, el menor de los cuatro retoños de Isabel II, acaba de conceder una entrevista al dominical The Sunday Times en la que habla de los planes de futuro que ha trazado para sus dos hijos, Louise (16) y James (12).

Su sobrino el príncipe Enrique y su esposa, Meghan Markle, decidieron renunciar a su posición de royals para criar a su pequeño Archie en la más estricta intimidad, lejos de Reino Unido, en un intento por protegerle del escrutinio mediático que su padre tuvo que soportar en su infancia y su adolescencia.

Sofía y su marido han tratado de hacer algo muy parecido con Louise y James, inculcándoles la importancia de trabajar para ganarse la vida y renunciando a la posibilidad de que utilicen los títulos de Alteza Real: "Ahora mismo los tienen y cuando cumplan los 18 años podrían decidir usarlos, pero me parece muy poco probable que lo hagan", ha explicado.

Sin embargo, tanto el príncipe Eduardo -a quien describe como un padre muy involucrado en el día a día de sus hijos- como ella consideran que pueden ofrecerles la misma estabilidad y privacidad de la que disfrutan el resto de sus amigos sin necesidad de que ellos renuncien a representar a Isabel II en actos oficiales.

"¿Qué entendemos por normalidad?", se pregunta Sofía. "Van a colegios normales. Se quedan a dormir en casa de sus amigos y van a fiestas. Los fines de semana salimos a pasear a los perros y visitamos a nuestros amigos. Supongo que los abuelos del resto del mundo no viven en un castillo, pero dónde vas a verles o quiénes son no importa realmente; cuando están con la reina, para ellos es solo su abuela".