Raquel Perera en una foto reciente de Instagram

SHOWBIZ

La empresaria Raquel Perera, exmujer de Alejandro Sanz y madre de los pequeños Dylan y Alma junto al cantante, ha reconocido en su cuenta de Instagram que la nueva etapa que se dispone a vivir su familia en la ciudad de Madrid, tras muchos años de residencia en Miami, le está generando "sentimientos encontrados", especialmente ahora que los pequeños comienzan el curso escolar en un entorno completamente nuevo para ellos.

"Cuando algo te hace muy feliz y a la vez te da un poco de miedo, es que es exactamente lo que necesitas", ha compartido la psicóloga en su espacio personal para tratar de proyectar optimismo de cara a los diversos retos que ha de afrontar tras su mudanza desde el otro lado del Atlántico. "Sentimientos encontrados, habrá que confiar, nuevos horizontes", ha añadido por medio de varias etiquetas.

Publicidad

Evidentemente, las principales preocupaciones que tiene Raquel en estos momentos van ligadas al aumento significativo de contagios por coronavirus en la Comunidad de Madrid y en las perspectivas poco halagüeñas que, en este sentido, presenta la vuelta de los estudiantes a las aulas y el de los numerosos trabajadores que se reincorporan ya a sus puestos de trabajo.

El pasado domingo, sin ir más lejos, Raquel admitía que estaba "temblando", y no precisamente de "frío", al pensar en las circunstancias tan complicadas en las que se enmarcaba su regreso a Madrid, su ciudad natal. En cualquier caso, eso no le impidió tomarse una reconfortante copa de vino en casa para despedir por todo lo alto el fin de semana. "Brindo por todas las veces que temblé y no de frío. Salud", publicaba en la misma plataforma.

Publicidad