EEUU Famosos -  6 de octubre 2020 - 09:19hs

Chris Hemsworth y Elsa Pataky dan un nuevo hogar a los demonios de Tasmania

Los dos enamorados han participado en una campaña para repoblar el estado de Nueva Gales del Sur con estos pequeños marsupiales cuya existencia sigue muy amenazada

El matrimonio formado por Elsa Pataky y Chris Hemsworth ha vuelto a hacer gala de su compromiso inquebrantable con la protección del medio ambiente y, en este caso concreto, con la supervivencia de un animal autóctono de Australia tan amenazado como el demonio de Tasmania. Tanto es así, que las cámaras del Canal 7 del país han obtenido material gráfico que les retrata a ambos colaborando estrechamente con una organización sin ánimo de lucro que se encarga de repoblar el estado de Nueva Gales del Sur con estos adorables marsupiales. En las imágenes, se puede ver a la pareja abriendo las celdas cilíndricas que acogían a los once primeros ejemplares de este animal que volverán a correr libremente por el bosque, una 'liberación' que supone un resultado preliminar pero más que satisfactorio de cara a la estrategia tan exhaustiva y ambiciosa que se está implementando para que esta especie vuelva a vivir en su hábitat natural, tras más de 3.000 años en cautividad. "Dentro de cien años, vamos a recordar este día como aquel en que comenzó la restauración ecológica de un país entero", ha declarado a la citada cadena Tim Faulkner, responsable de la reserva natural Barrington Tops que está llevando a cabo tan exigentes trabajos. Evidentemente, esta no es la primera vez que los dos artistas, padres de India Rose y los pequeños Tristan y Sasha, participan con entusiasmo en las numerosas iniciativas que surgen en Australia para la salvaguarda y promoción de su valioso patrimonio natural y paisajístico. De hecho, tanto Elsa como Chris ejercen desde hace años como embajadores de la fundación Oceana, que además de emprender y liderar campañas de limpieza marina, también trata de concienciar a la opinión pública sobre la necesidad de cuidar al máximo nuestros mares y océanos.