Jennifer Lawrence

SHOWBIZ

La familia de Jennifer Lawrence se encuentra en estos momentos "devastada" tras perder buena parte de las infraestructuras de su querido granero de Kentucky, una finca que gestionaba el hermano de la intérprete, Blaine, y en la que anualmente se organizaban campamentos de verano para disfrute de los más pequeños.

El único consuelo que les queda a todos tras la tragedia es que no se han producido daños personales y que todos los animales que allí vivían fueron puestos a salvo antes de que las llamas devoraran el edificio principal. En cualquier caso, y como se desprende de la publicación de Facebook compartida por Blaine, el clan Lawrence está muy afectado ante la pérdida de un lugar de gran valor sentimental para todos ellos.

Publicidad

"Con el corazón encogido, queremos confirmar la noticia de que ayer perdimos nuestro granero en un incendio horrible. Estamos muy agradecidos de que nadie ha resultado herido, ni personas ni animales. Pero no podemos evitar llorar por todo lo perdido tras años de duro trabajo y bonitos recuerdos", reza un extracto del comunicado, en el que también se expresa su gratitud ante la acción rápida y decidida de los bomberos y demás servicios de emergencia.

Publicidad