EEUU Famosos -  18 de febrero 2021 - 14:26hs

Demi Lovato desvela las secuelas de su sobredosis de 2018: daño cerebral y problemas de visión

La cantante sigue sin atreverse a ponerse al volante casi tres años después de sufrir una sobredosis que casi le cuesta la vida y que ha dañado su visión hasta el punto de que tardó dos meses en poder leer con cierta claridad

El próximo mes de julio se cumplirán tres años desde que Demi Lovato sufrió una sobredosis que casi le cuesta la vida y que le ha dejado serias secuelas. Tras recibir el alta, la cantante aseguró que hablaría con más detalle de esa experiencia cuando se sintiera preparada y ese momento ha llegado ahora por medio de una serie documental para YouTube titulada 'Dancing With the Devil', con la que espera 'aclarar' varias cosas sobre lo que sucedió realmente.

En la entrevista que ha concedido para promocionar este proyecto, la estrella del pop ha desvelado por primera vez que aún arrastra secuelas debido al daño cerebral que sufrió aquel trágico día.

"No puedo conducir un coche porque tengo ángulos muertos en mi visión. Durante bastante tiempo también me costaba mucho leer. Ese fue un momento muy importante, cuando por fin fui capaz de leer un libro, que fue unos dos meses más tarde, porque mi vista seguía estando muy mal. He lidiado con las consecuencias y creo que aún siguen ahí para recordarme lo que podría suceder si volviera a caer en el lado oscuro otra vez", ha desvelado en el marco de una conferencia organizada por Television Critics Association.

Por otra parte, Demi se siente afortunada de que su proceso de rehabilitación no incluyera demasiada terapia física y se centrara sobre todo en su recuperación emocional e interna a través de la terapia: "Tuve que trabajar mucho, no solo a nivel físico", ha reconocido.

En el primer adelanto de este proyecto, Demi explica muy seria ante la cámara que cruzó una línea que no había cruzado nunca antes, para aludir supuestamente al consumo de heroína, y también desvela que sufrió tres derrames y un ataque al corazón que dejaron a sus médicos convencidos de que solo le quedaban entre cinco y diez minutos de vida cuando llegó por fin al hospital.

En esta nota: