El argentino Gabriel Favale será el árbitro de este encuentro.

Agencia AP

BUENOS AIRES (AP). Con su emblema Juan Sebastián Verón recuperado de un dolor muscular, Estudiantes visitará mañana jueves, a un Arsenal con su físico desgastado y que necesita revertir el 2-1 del choque de ida para avanzar a los cuartos de final de la Copa Sudamericana, de la cual es su actual campeón.

Verón, capitán y cerebro de Estudiantes, mejoró de una fatiga en el muslo derecho y estaría en la mediacancha de su equipo en ese duelo entre argentinos.

Publicidad

Aunque su técnico Leonardo Astrada no dio la formación, se da por descontado que Gastón Fernández y Mauro Boselli, autor de los dos goles del primer duelo, serán los atacantes de Estudiantes.

Ambos equipos se aferran a la Sudamericana como tabla de salvación para un flojo presente en el Apertura argentino, en el que virtualmente no tienen nada que hacer ya que marchan por debajo de la mitad de la tabla.

Publicidad

Arsenal tiene su físico maltrecho ya que es el equipo argentino que mayor cantidad de partidos disputó desde la mitad de año hacia adelante. Jugó 14 veces, incluyendo el torneo local, la Sudamericana y una denominada Copa Suruga que ganó en Japón.

"Somos el equipo con el peor calendario desde que arrancó la temporada", se quejó el técnico de Arsenal Daniel Garnero. "Además, no tenemos un plantel numeroso y eso se siente en el físico de los jugadores".

El encuentro arrancará a las 21.45 (0045 GMT) en el estadio Julio Humberto Grondona, de la vecina localidad de Sarandí.

El ganador de la llave jugará en cuartos de final con el que salga airoso de la serie entre Botafogo de Brasil y América de Cali, cuya serie se definía en la noche del miércoles en Río de Janeiro.

Publicidad

Publicidad