EFE

Sevilla (EFE).- El Sevilla, tras el palo recibido el jueves en la Liga Europa al perder la ida del 'Euroderbi' sevillano contra su vecino Betis, está obligado a ganar en casa, para seguir firme en la zona de acceso europeo, a un Real Valladolid que llega crecido y que lucha por escapar del descenso.

Tras el 0-2 encajado contra el 'eterno' rival, que ha hecho mella en el sevillismo pese a que queda la vuelta del próximo jueves, al Sevilla sólo le vale ganar y enlazar su quinto partido invicto en liga nacional y que, además, sería su cuarta victoria consecutiva.

Publicidad

El conjunto entrenado por Unai Emery, séptimo con 41 puntos -a dos y tres de Real Sociedad y Villarreal, respectivamente; y ya a diez del cuarto, el Athletic-, no se puede permitir el lujo de fallar en liga si quiere superar a los equipos que le anteceden.

Además, el triunfo le permitiría tomar moral para la vuelta del derbi contra el Betis en Europa, que ahora mismo es el centro del debate en Sevilla.

Publicidad

La consigna del técnico sevillista es clara: olvidarse del derbi y centrarse de nuevo en el campeonato liguero, en donde su equipo, tras empatar en casa con el Valencia, estaba dando grandes muestras de mejoría y pragmatismo, después de sus tres victorias seguidas ante el Rayo Vallecano (0-1), Real Sociedad (1-0) y Almería (1-3).

No se prevé que, como en Almería, Emery de descanso a su jugador más decisivo, el croata Iván Rakitic, aunque deberá seguir recomponiendo su centro del campo por la lesión del portugués Daniel Carriço, que ya se perdió el choque con el Betis. En punta, es seguro el colombiano Carlos Bacca.

Además de Carriço, que será baja entre dos y tres semanas, sigue recuperándose de su lesión el extremo hispano-ruso Denis Cheryshev, mientras que pueden volver a la convocatoria el central argentino Nico Pareja y el centrocampista camerunés Stéphane M'Bia, ya restablecidos de sus respectivas dolencias.

El Valladolid, con las bajas de su capitán Álvaro Rubio, por lesión, y del lateral Peña, por sanción, visita al Sevilla con la moral elevada por la victoria obtenida la pasada jornada ante el Barcelona (1-0), que le ha permitido abandonar los puestos de descenso tras varias jornadas.

Los de Juan Ignacio Martínez viajan a Sevilla con la necesidad de puntuar para evitar volver a la zona más peligrosa de la tabla; ahora ocupada por Almería, Rayo Vallecano y Real Betis.

El once inicial del Real Valladolid en el Sánchez Pizjuan será muy similar al que presentó el pasado sábado ante el Barcelona, según ha reconocido Martínez, aunque con las ausencias obligadas del capitán Álvaro Rubio y de Peña.

El centrocampista y capitán sufre un edema óseo en la tibia izquierda, mientras que el defensa Peña, que ha sido titular en todos los encuentros y es el jugador de campo con más minutos, ha sido sancionado con un partido por acumulación de tarjetas.

Tampoco viajarán a Sevilla el colombiano Osorio, por una sobrecarga muscular, ni Heinz, descartado por decisión técnica.

Juan Ignacio Martínez podría volver a situar en el centro del campo al defensa Marc Valiente, a lado de Fausto Rossi, una fórmula que le dio buen resultado ante el Barcelona.

Regresa a la convocatoria el centrocampista hispano-venezolano Jeffren Suárez, que podría reaparecer en la capital hispalense después de la rotura de fibras sufrida durante el partido ante el Elche, en su debut con la camiseta blanquivioleta tras recalar en el mercado de invierno.

Publicidad

Publicidad