FÚTBOL Fútbol -  21 de noviembre 2014 - 21:28hs

PSG se coloca líder provisional con triunfo gracias a Lavezzi

El París Saint-Germain sufrió pero ganó 3-2 en su visita a Metz, con un gol en la recta final del argentino Ezequiel Lavezzi, este viernes en el partido que abrió la 14ª jornada de la Ligue 1 francesa, donde se colocó como líder provisional.

El equipo de la capital cuenta ahora con 30 puntos, dos más que el Marsella (2º), al que ganó 2-0 en la anterior jornada y que tendrá que vencer el domingo al Burdeos (4º) si quiere recuperar el primer lugar.

El argentino Javier Pastore marcó para los parisinos en el minuto 9 y un tanto en contra de Gaetan Bussmann en el 16 ponía ya el choque muy de cara para los hombres de Laurent Blanc.

En el inicio de la segunda parte, dos penales transformados por el maliense Modibo Maiga (49, 53) permitieron a los locales equilibrar el duelo, pero en el 83 Lavezzi firmó el tanto de la victoria de los parisinos.

Pese a no marcar, el otro gran protagonista del partido fue el sueco Zlatan Ibrahimovic, que regresó al once titular del París Saint-Germain, por primera vez en dos meses tras dejar atrás sus problemas físicos.

Blanc optó por un tridente ofensivo con 'Ibra' y dos argentinos, Pastore y Lavezzi, que jugaron íntegramente. El uruguayo Edinson Cavani, por contra, fue suplente y sólo entró en el 74, en lugar de Adrien Rabiot, cuando el partido parecía complicarse para el vigente campeón francés.

Pastore consiguió su gol robando un balón a un defensa rival, adentrándose en el área y elevando ligeramente ante la salida del arquero.

El otro gol argentino de la noche, el que decidió el partido, fue obra de Lavezzi. Un disparo suyo fue rechazado por el portero Cedric Carrasso y el balón fue para Ibrahimovic, que cruzó en un remate que tocó el propio Lavezzi en el segundo palo, para enviar a la red y conseguir los tres puntos para su equipo.

Ese tercer gol recompensaba los méritos del París Saint-Germain en la segunda parte, donde el equipo fue más ambicioso y buscó con insistencia la victoria, consciente de que era importante para enviar una gran dosis de presión al Marsella.

El equipo de Marcelo Bielsa tendrá ahora que ganar al Burdeos en el Velodrome el domingo, si quiere volver a ser líder.

El París Saint-Germain no sólo cobra ventaja sobre el Marsella, sino también sobre el Lyon, el tercero de la tabla, del que se distancia a cuatro unidades. Los lioneses pueden volver a ponerse a una, si vencen el sábado en Bastia.

bur-nb/dr