HOGAR Hogar -  12 de mayo 2021 - 07:00hs

¿Cómo hacer para aprovechar de manera inteligente los ingresos extra?

Es muy importante saber aprovechar esos montos extras que acumulamos durante el mes o al final del año. Sigue leyendo la nota.

El buen manejo de finanzas personales se vuelve extremadamente útil en momentos de bajos ingresos, en donde se debe de gastar de manera juiciosa y manejar fondos de emergencia que permitan algún tipo de solvencia inmediata.

Sin embargo, es igualmente importante controlar el manejo de las finanzas personales a la hora recibir ingresos extra, ya que los mismos pueden mal gastarse o perderse del todo, si no contamos con algún tipo de guía para administrarlos de la manera más eficiente.

Estos ingresos extra pueden venir en la forma de ganancias, aguinaldos, el famoso décimo panameño o cualquier otro tipo de bono.

• Si es empleado, en primer lugar, es importante saber cuándo exactamente es que se van a percibir estos fondos extras, ya que a partir de este cronograma, se podrán ejercer mejores decisiones con respecto a prioridades, inversiones y hasta deudas.

• En el caso de contar con un emprendimiento propio, a la hora de percibir mayores ganancias es necesario voltear al historial de ventas y decidir si el monto percibido tendrá que ser utilizado para solventar meses de bajas ventas, más adelante. Si se perciben ventas estables, los montos entonces pueden ser usados para invertir en el negocio.

Una vez que se adquiere el monto extra, el paso a seguir es suscribirlo a un plan o presupuesto, para así minimizar su mal uso en cancelar caprichos y deudas innecesarias. En este plan, se va a separar el ingreso percibido usando la regla del 80/20. Esto quiere decir que el 80% del total va a ser direccionado a cubrir prioridades, mientras que el 20% restante puede ser usado a discreción del beneficiario.

Cuando se tiene claro, cuánto dinero se tiene disponible para prioridades, se tienen que priorizar 3 principales:

1. En caso de no contar con un Fondo de Emergencia, es fundamental utilizar este dinero para consolidar o armar el fondo, tomando en cuenta que, en promedio, debe equivaler entre 1 y 2 salarios mínimos del respectivo país. Forjar este fondo debe ir de #1, incluso antes del saldo de deudas, ya que, sin un colchón de ahorros, el ciclo de endeudamiento puede tornarse peor.

2. La segunda prioridad es el saldo de deudas. Aquí es importante aplicar el método “bola de nieve”, en donde se van a ordenar las deudas de menor a mayor y se va a inyectar la mayor cantidad de capital en los montos menores, para de esta forma, ir saliendo de deudas paulatinamente. De la misma manera, es importante revisar con el banco en donde se contrae la deuda, cuál es el proceso para realizar aportes de capital y asegurarse de que los ingresos extra contribuyan directamente a la reducción de la deuda y no generen más intereses.

3. Una vez, contempladas las dos primeras prioridades, el monto restante puede ser usado para cumplir metas o sueños por medio del ahorro. Ya sea un nuevo auto, un viaje, o cambio de casa, la ventaja de aplicar un buen manejo de las finanzas personales es poder alcanzar aquellas metas personales o familiares, que requieren ese empujón extra y tener esa libertad, para mejorar nuestro estilo de vida.

En esta nota: