EFE

El argentino Miguel Ángel Reigosa, conocido como el rey del whisky, presume en cada reunión de poseer, gracias a su espíritu "luchador", la colección privada más grande del mundo de esta bebida espirituosa y de estar a sólo 483 botellas de superar al emblemático Museo del Whisky de Edimburgo, en Escocia.