AFP

Ya vestida de mesera, Arleth Martínez besa las fotos de sus dos hijos antes de salir de la celda, caminar unos metros y comenzar su jornada en el Interno, el primer restaurante gourmet que funciona en una cárcel en Colombia.