AFP

Una casa de 139 años fue transportada el fin de semana por las calles de San Francisco, llamando la atención de decenas de curiosos que se acercaron a presenciar el curioso traslado.