Policías y militares ecuatorianos salieron hoy las calles para protestar por un proyecto de ley que elimina algunos incentivos profesionales y protagonizaron incidentes en los que se vio envuelto incluso el presidente Rafael Correa, quien denunció intentos de desestabilizar la democracia en Ecuador.