Transexuales en el estado indio de Tamil Nadu disfrutan de algunas de las leyes más progresistas del mundo: el gobierno costea sus operaciones de cambio de sexo. Sin embargo, a muchos les resulta todavía un precio muy alto a pagar.