Un fuerte temporal en el Cono Sur, con intensas lluvias y vientos de hasta 150 kilómetros por hora, forzó este miércoles la suspensión casi total de actividades en Uruguay, donde dejó dos muertos y tres heridos y provocó el desalojo de numerosas empresas, tras causar cinco fallecimientos en Paraguay y uno en Argentina.