Foto/AFP

Agencia EFE

Washington, (EFE). Afectados y testigos del monstruoso tornado que afectó hoy el área sur de Oklahoma City, en Oklahoma (EE.UU.), relataron a los medios los momentos de pánico vividos y las pérdidas a las que muchos de ellos se enfrentan ahora.

El tornado ha causado por ahora un balance provisional de 51 muertos, varios de ellos niños, y más de un centenar de heridos.

Publicidad

"Lo he perdido todo", contó un hombre a la cadena NBC mientras caminaba entre las ruinas de lo que era una granja de caballos.

La población de Moore, en los suburbios de Oklahoma City y una de las más afectadas, "parece un campo de escombros", dijo su alcalde, Glenn Lewis.

Publicidad

Padres y madres desesperados y entre lágrimas buscaban todavía a sus hijos, ya que el tornado dañó seriamente dos escuelas.

La escuela elemental Briarwood de Moore recibió el impacto directo del tornado, según las autoridades, y Brady, uno de sus alumnos, contó a la emisora local KOCO que él y otros compañeros se refugiaron en un cuarto baño.

En la otra escuela elemental afectada, la Plaza Towers, han encontrado al menos a siete niños muertos, de acuerdo con CNN.

Una residente de Moore, Melissa Newton, afirmó a la cadena ABC que el granizo que llegó asociado al tornado "era del tamaño de pelotas de golf".

"Era como la película 'Twister' (...) Había caballos y cosas volando por todas partes", comentó Lando Hite a la cadena local KFOR, afiliada a CNN.

Un hombre de 72 años dijo a CNN que ha perdido su casa, pero se alegró de que al menos él y su esposa están vivos.

"Estamos haciendo todo lo que podemos para encontrar a los que estén heridos o desaparecidos", declaró en una comparecencia de prensa la gobernadora de Oklahoma, Mary Fallin.

El tornado afectó a los suburbios de Oklahoma City y arrasó casas durante un recorrido de unos 12 kilómetros entre las poblaciones de Newcastle a Moore.

El Centro de Predicción de Tormentas de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés) ha señalado, en sus primeras estimaciones, que se trató de un tornado de categoría EF4, la segunda máxima, con vientos de hasta 320 kilómetros por hora.

Publicidad

Publicidad