Con la muerte de cinco policías durante un rescate y decenas de desaparecidos, el número de muertos por las fuertes tormentas en México podría superar los 170. Ahora el país se enfrenta a una multimillonaria reconstrucción.