VENEZUELA Internacionales -  13 de febrero 2014 - 19:44hs

Chavistas se concentran en sede de Fiscalía para pedir justicia por muertes

Caracas, (EFE). Centenares de chavistas se concentraron este jueves en la sede de la Fiscalía General venezolana reclamando justicia por la muerte de tres personas tras una ola de protestas registrada el miércoles en Caracas.

El grupo de manifestantes se pronunció frente a la fachada del Ministerio Público, que fue parcialmente destruida al término de las protestas, en respaldo a la fiscal general Luisa Ortega Díaz y al Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

En la entrada del edificio se observó a varios obreros reparando los daños ocasionados durante la protesta, cercados por una barrera policial.

Entre pancartas, música y vendedores ambulantes, los seguidores oficialistas vociferaban consignas a favor de la llamada revolución bolivariana, liderada por el fallecido presidente Hugo Chávez (1999-2013).

"Paz, Amor, Revolución", "Aquí no se rinde nadie" y "Tocorón (cárcel) para oposición fascista terrorista" eran algunos de los mensajes que se leían en las pancartas.

A la concentración acudieron diputados oficialistas y ministros de Gobierno venezolano, fuertemente custodiados por guardaespaldas y miembros de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

"Vamos apoyar nosotros a la revolución, al presidente como juventud, soy estudiante de derecho, aquí estoy defendiendo la revolución, la paz y los principios de nuestro presidente Chavez", declaró a periodistas Heiner Contreras, un estudiante de 18 años.

El diputado chavista Juan Soto señaló a los medios de comunicación que la jornada de violencia de ayer es una estrategia de la "ultra derecha" similar a la del golpe de Estado en contra de Hugo Chávez en el 2002.

"Hay tres personajes identificados, (el dirigente opositor) Leopoldo López, la diputada (María Corina) Machado, el alcalde Mayor (Antonio Ledezma), que todos los conocemos", sostuvo Soto.

La fiscal general venezolana se dirigió a la multitud a través de altoparlantes agradeciendo el apoyo de los manifestantes, a quienes les aseguró que habrá justicia para los familiares de las personas asesinadas.

"Sí vamos a tener justicia, pero la justicia no puede acomodarse al capricho, a las pretensiones y a las manipulaciones que quiere un grupito de personas perturbadoras de la propia justicia y no lo vamos a permitir", dijo la fiscal Ortega Díaz.

Confirmó la cifra de 66 heridos graves y de 69 detenidos tras las protestas que tuvieron lugar ayer en varias ciudades del país y aseguró que la investigación para establecer responsables está "avanzando".

Estos incidentes volvieron a tensar el clima político en el país, entre denuncias del Gobierno de un "rebrote nazifascista" y acusaciones de la oposición sobre una escalada represiva.