KARACHI Internacionales -  13 de febrero 2014 - 08:22hs

Pakistán: Mueren 11 policías en ataque explosivo

El estallido de un coche bomba dejó el jueves al menos 11 policías muertos y 42 heridos en la ciudad de Karachi, en el sur de Pakistán, en una acción perpetrada al parecer por un atacante suicida, dijo la policía.

Una camioneta hizo explosión después de que chocara contra un autobús al que habían subido los agentes y que había partido de una escuela de adiestramiento, dijo el agente Rao Anwaar.

Casi 50 agentes que viajaban en el autobús pertenecían a una fuerza especial de comandos, agregó.

La televisión paquistaní difundió imágenes en las que se veían vidrios rotos y fragmentos de los vehículos desperdigados en el lugar.

Los agentes heridos fueron llevados de inmediato a hospitales y 12 se encontraban en estado crítico, dijo el doctor Seemi Jamali, del hospital Jinnah de la ciudad.

Nadie se adjudicó la responsabilidad del atentado que tuvo lugar en el principal centro de negocios de Pakistán.

La ciudad portuaria de Karachi ha sido desde hace mucho tiempo escenario de violencia étnica, política, extremista y sectaria.

El ataque es el más reciente de diversos atentados que han ocurrido en momentos en que el gobierno paquistaní intenta concertar un acuerdo de paz con extremistas locales del Talibán que actúan en el noroeste del país para poner fin a la violencia en la que han muerto centenares de elementos de las fuerzas de seguridad, funcionarios, empleados de gobierno y civiles en los últimos años.

Los extremistas mataron el miércoles a nieve miembros de un grupo paramilitar que combate al Talibán en la ciudad de Peshawar, en el noroeste de Pakistán, un día después de que atacantes lanzaran granadas de mano al interior de un cine, donde mataron a 13 personas en la ciudad.

Peshawar se ubica cerca de zonas conflictivas en la frontera con Afganistán que son refugio del Talibán paquistaní y de extremistas islámicos extranjeros vinculados con al-Qaida.

El Talibán paquistaní libra una guerra sangrienta contra el gobierno en un intento por derrocar a las autoridades y aplicar su versión estricta de la Shariah, la ley islámica.

El Talibán de Pakistán, conocido formalmente como Tehreek-e-Taliban Pakistan, es independiente del Talibán que combate a las fuerzas de la OTAN en la vecina Afganistán.

Aunque ambos grupos comparten una ideología similar, el Talibán paquistaní ha concentrado su lucha contra el gobierno paquistaní.

El primer ministro paquistaní Nawaz Sharif ha convertido las negociaciones con los extremistas en aspecto crucial de su nuevo gobierno elegido en mayo.