KIEV Internacionales -  20 de febrero 2014 - 08:35hs

Ucrania: Más muertes por nuevos enfrentamientos

Cadáveres de varios manifestantes opositores al gobierno de Ucrania fueron vistos por un periodista de The Associated Press en las márgenes de un campamento en el centro de Kiev.

Un rescatista de los manifestantes, Bohdan Soloviy, dijo que ocho opositores murieron a consecuencia de disparos de arma de fuego el jueves cuando trataban de apoderarse de un edificio cercano al campamento.

Los hechos de violencia del jueves ocurrieron horas después de que al presidente y líderes de la oposición se reunieron para negociar una tregua

El humo de barricadas incendiadas en los alrededores del campamento de protesta se elevaba en la capital ucraniana, donde miles de manifestantes permanecían en la plaza y lanzaban bombas incendiarias así como piedras contra contingentes de la policía, que respondió con granadas de aturdimiento.

La policía ucraniana aseguró que más de 20 agentes resultaron heridos por armas de fuego en la capital.

El Ministerio del Interior dijo en un comunicado que los disparos al parecer provinieron del conservatorio nacional de música, ubicado en la orilla de la plaza donde está instalado el enorme campamento de los manifestantes.

También el jueves, el edificio del parlamento fue evacuado por temor a que los inconformes pretendieran ocuparlo, dijo la portavoz del lugar, Irina Karnelyuk.

Un camarógrafo de la unidad de Televisión de The Associated Press presenció cuando un manifestante era retirado inconsciente de la plaza en una camilla, así como varios más que tenían lesiones menores.

En un comunicado difundido el jueves en la mañana, el Ministerio de Salud dijo que 28 personas han perdido la vida y 287 se encuentran hospitalizadas a causa de dos jornadas de violencia callejera.

Los manifestantes, que establecieron una unidad de atención médica en una catedral en el centro, afirman que las cifras reales son considerablemente mayores.

Al ambiente en la plaza era el jueves de mayor tranquilidad que en los dos días previos de violencia, los más sangrientos, desde que comenzaron las protestas hace tres meses después de que el presidente Viktor Yanukovych diera carpetazo a un acuerdo de asociación con la Unión Europea para favorecer vínculos más estrechos con Rusia.

Después de que Yanukovych suspendiera la concertación del acuerdo con la UE, Rusia anunció un rescate financiero por 15.000 millones de dólares para Ucrania, cuya economía está hecha un desastre,

Las dos partes están enzarzadas en una disputa por la identidad de esta nación de 46 millones de habitantes, cuyas lealtades están divididas entre Rusia y Occidente, mientras diversas regiones del país son escenario de una abierta sublevación contra el gobierno central.

La ronda más reciente de violencia callejera comenzó el martes, cuando manifestantes atacaron contingentes de la policía y comenzaron incendios afuera del parlamento, mientras acusaban a Yanukovych de ignorar sus demandas de que decrete reformas que restrinjan las facultades del presidente, una de las principales exigencias de la oposición.

El parlamento dominado por partidarios del presidente, ha maniobrado para retrasar cualquier reforma constitucional que limite la autoridad presidencial.

La policía respondió con un ataque contra el campamento de los manifestantes.

Armada con cañones lanza-agua, granadas de aturdimiento y balas de caucho, la policía retiró algunas barricadas.

Sin embargo, los manifestantes conservaron su terreno durante la noche, rodearon el campamento de protestas con nuevas barricadas de neumáticos, muebles y otros escombros en llamas.