Las mejores escuelas de samba de Rio de Janeiro despliegan plumas, color y música en el primer desfile oficial del carnaval.