ESPAÑA Internacionales -  24 de marzo 2014 - 13:38hs

Encarcelada la cúpula de una violenta facción de los Latin Kings en España

Los cabecillas de ALKN, una facción de la pandilla latina de los Latin Kings en España, fueron encarcelados en Barcelona tras una operación policial que permitió descabezar a una de las bandas "más violentas" del país, anunció este lunes la policía.

"El 11 de marzo se realizó el operativo policial en el que se procedió a detener en total 38 personas y se imputó a otras 19. Finalmente seis ingresaron en prisión, entre ellos los máximos comandantes de esta banda", explicó en rueda de prensa Jordi Bascompte, jefe de la división de investigación criminal de la policía regional de Cataluña, en el noreste del país.

La cúpula de esta organización, conocida en el argot de la banda como "corona suprema", se había asentado en Barcelona, desde donde controlaba la actividad de sus otros "reinos" en España instalados en Madrid, las islas Baleares, Valencia, Murcia y Andalucía, explicó.

El dispositivo permitió detener y encarcelar a cuatro de los cinco cabecillas, entre ellos el conocido como "inca supremo", un español apodado Babywhite que ascendió rápidamente en la cadena de mando tras casarse con la hermana de uno de los principales jefes de los Latin Kings en Ecuador.

Entre los detenidos, con edades entre la veintena y la treintena, también había bolivianos, ecuatorianos, uruguayos y rumanos.

Surgidos en Estados Unidos en los años 1940, los Latin Kings se expandieron hacia Centroamérica y Sudamérica y con los movimientos migratorios se instalaron en España a principios de la década de los 2000.

Su implantación fue especialmente significativa en Cataluña, donde fueron legalizados en 2006 al ser reconocidos como un grupo cultural bajo el nombre de "Asociación de Reyes y Reinas Latinas de Cataluña".

Ese mismo año, la banda se dividió en tres facciones: ALKN, ALKQN, que admite mujeres, y Unión de Culturas, explicaron los responsables policiales.

La investigación, iniciada en mayo de 2013, permitió constatar que ALKN, la más violenta de las tres, estaba involucrada en narcotráfico internacional a través de muleros, así como en la distribución y menudeo del producto en España e incluso su entrada en cárceles, actividades de las que obtenía la mayor parte de sus ganancias.

La policía también les atribuye robos con fuerza a domicilios y comercios, extorsiones y lesiones ya sea a miembros de bandas rivales o de la suya propia como castigo.

Además, en los registros efectuados el 11 de marzo en 17 locales y domicilios de Barcelona y localidades cercanas, la policía decomisó cinco armas de fuego cortas, una escopeta recortada, armas blancas como cuchillos y machetes de grandes dimensiones y numerosas sustancias estupefacientes.

Se trata, según el director de la policía catalana, Manel Prat, de la operación más importante contra bandas latinas realizada en Cataluña. En los últimos años la policía está asediando la actividad de estos grupos, indicó.

"Vimos que estos grupos iban más allá de lo que iba estrictamente grupos de pertenencia, vinculados a una cierta ideología, una cierta estética y unas ciertas raíces culturales o identitarias, y pasaban a tener una actividad delictiva. Son grupos que acaban derivando en lo que es el tráfico de drogas, tráfico de armas, extorsiones o robos con violencia", explicó.

Por ello, en 2011 adoptaron una estrategia policial más agresiva, encomendado estos casos a la unidad de investigación criminal.

Desde entonces, han efectuado operaciones contra Latin Kings, Trinitarios, Black Panthers y Bloods, esta última el pasado 6 de marzo en Barcelona, que conllevó la detención de un centenar de sus miembros.

dbh/acc/ame

En esta nota: