COSTA RICA Internacionales - 

Chinchilla le dice a Solís que le hubiera gustado dejar el país "mucho mejor"

La presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, se reunió hoy con el mandatario electo, Luis Guillermo Solís, a quien le brindó recomendaciones y reconoció que le hubiera gustado dejar el país "mucho mejor".

Chinchilla aseguró en una conferencia de prensa posterior a la reunión que hubiera deseado "entregar las cosas mucho mejores", pero que es importante también que se le reconozca que el suyo es uno de los gobiernos "que más metas ha logrado alcanzar".

"Uno siempre quisiera entregar las cosas mucho mejores, porque yo también viví el momento de transición y entre más encaminado, mucho mejor para uno", dijo la presidenta.

Chinchilla expresó que hay temas en los que "sentía angustia y batallas no ganadas" como el déficit fiscal, que en 2013 alcanzó el 5,4 % del Producto Interno Bruto (PIB), y la reforma a varias instituciones del Estado.

"Me hubiera gustado entregarle un país con el déficit en proceso de atenuarse", expresó.

No obstante, matizó que: "lo importante es que a uno lo valoren, que se empiece a reconocer que es uno de los Gobiernos que más metas ha logrado alcanzar en los últimos años".

Los políticos desayunaron y estuvieron reunidos por cerca de una hora en la Casa Presidencial donde conversaron sobre las condiciones en las que Solís recibirá el Gobierno cuando tome el poder el próximo jueves.

La mandataria le brindó unas recomendaciones a Solís y además espera que siga con algunos de los proyectos que han sido efectivos en su administración.

"Uno tiene la tentación de abonar en favor de las cosas que uno siente quedan bien encaminadas como la estabilidad económica, el crecimiento, la competitividad y programas sociales que han demostrado ser exitosos", aseveró.

Destacó que fue "un desayuno franco", donde ella le expresó a Solís que "hubiese querido avanzar un poco más frente al tema fiscal" y recomendó algunas acciones para atacar el problema.

Por su parte, Solís dijo que la conversación giró en torno a la economía, el tema fiscal, la política internacional y las condiciones de infraestructura.

"Me dio unos 'tips' donde se pueden encontrar sorpresas. Pero ha sido una conversación sin agenda, muy fluida y muy cordial", manifestó Solís en la conferencia de prensa.

El presidente electo indicó que "toda obra humana tiene sus imperfecciones" pero que ha habido un "esfuerzo extraordinario por hacer la tarea muy bien y que el país debe reconocer ese esfuerzo".

"Más que hacer valoraciones, es tomar notas de ella y moverse hacia adelante, el trabajo que corresponde al nuevo Gobierno es repartir la riqueza de manera más justa y de un proceso de transparentación de la gestión pública en como se toman las decisiones", dijo el presidente electo.

Chinchilla además le expresó a Solís que estará a la "orden para cualquier cosa", aunque ella cree que el presidente saliente tiene que "irse para la casa".