Juicio sobre escuchas presiona a Cameron y Murdoch

AP

El juicio aún no han terminado, pero los efectos de un caso de escuchas telefónicas ya están sacudiendo a la clase política británica, y al negocio mediático de Rupert Murdoch.

El jurado aún está considerando las acusaciones de soborno contra el ex editor del News of the World Andy Coulson y el ex editor de noticias sobre realeza Clive Goodman. Coulson fue condenado el martes por conspirar para pinchar teléfonos, mientras que la ex editora Rebekah Brooks y otras cuatro personas fueron absueltas.

Publicidad

El juicio ha redirigido la atención pública sobre las actividades ilegales de los tabloides británicos de Murdoch.

Los detectives del caso quieren interrogar a Murdoch "como precaución" —lo que implica que podría ser sospechoso_, según el diario The Guardian. La policía y la firma británica de Murdoch, News U.K., declinaron hacer comentarios.

Publicidad

Por su parte, la hermana de la adolescente asesinada Milly Dowler, cuyo teléfono se pinchó en 2002, instó el miércoles al primer ministro británico, David Cameron, a endurecer la regulación de los medios.

Publicidad

Publicidad