Ascendieron a 18 los menores y a 15 los adultos afectados por problemas respiratorios y gastrointestinales. Foto/Archivo

EFE

Ascendieron a 18 los menores y a 15 los adultos afectados por problemas respiratorios y gastrointestinales en una comunidad campesina ubicada cerca de la ciudad paraguaya de Curuguaty, donde el Gobierno investiga la muerte de dos niñas y su relación con el uso de pesticidas en la zona, se informó hoy.

Dos hermanas de 3 años y seis meses murieron entre el lunes y el martes, mientras que otros 18 niños, dos de ellos hermanos de las fallecidas, están internados en el hospital regional de Curuguaty y en el de Emergencias Médicas de Asunción, precisó a Efe la Federación Nacional Campesina (FNC).

Publicidad

En Emergencias Médicas se encuentran ingresados los dos hermanos, que tras un empeoramiento de su estado fueron trasladados este miércoles a la capital, según la secretaria general de la FNC, Teodolina Villalba.

La madre de las fallecidas también permanece ingresada, mientras que otros 14 adultos de la colonia campesina Huber Duré, en el departamento de Canindeyú, presentan síntomas parecidos como diarreas, fiebres, dolores de cabeza y de estómago, según la FNC.

Publicidad

El Ministerio de Salud de Paraguay anunció el lunes la apertura de una investigación para determinar las causas de la muerte de las dos niñas y las afecciones respiratorias que han llevado a la hospitalización del resto.

El ministro de Salud Pública, Antonio Barrios, envío al lugar un equipo multidisciplinario para verificar la situación, el cual hoy le presentó un primer informe preliminar.

"Los chicos que estaban internados no revisten gravedad, uno tenía un cuadro de faringo amigdalitis turbulenta y el otro un cuadro bronquial", dijo el funcionario en un comunicado del ministerio.

Barrios explicó que los fallecidos "fueron atendidos y derivados a su domicilio con fiebre, vómitos y aparentes cuadros convulsivos".

La Fiscalía intervino y los cuerpos de las menores fueron traídos a la capital para realizarles la autopsia correspondiente que estará lista dentro de un mes, según el Gobierno.

El titular de la cartera sanitaria reconoció en el mismo comunicado que "el tema de los agroquímicos es altamente debatido en la cúpula del Gobierno".

La producción de soja es, junto con la exportación de ganado vacuno, el mayor motor de la economía del país. Según los productores, en Paraguay se cultivan unos 8 millones de hectáreas de soja transgénica.

Campesinos de diversas regiones de Paraguay, donde cerca del 40 % de la población vive en el entorno rural, se han movilizado en contra de los grandes productores agrarios, a los que acusan de no respetar las leyes que limitan el uso de las fumigaciones.

También denuncian que el Gobierno no lleva a cabo controles al respecto.

El equipo de especialistas del ministerio está tomando muestras de agua, sangre y orina, cuyos resultados estarán listos en unas 72 horas, según Barrios.

"Vamos a estar detrás de eso para que sea lo antes posible, una situación que nos inquieta bastante a todos, la ciudadanía está pendiente de esto y necesitamos de una vez por todas determinar cuáles son las causas en una zona altamente conflictiva con respecto a este tema", añadió.

La representante de la Federación campesina denunció que la comunidad está rodeada por sojales, cuyos dueños fumigan con aviones y tractores sin cumplir las leyes ambientales.

"La consecuencia de la fumigación es que nos envenenan. A nuestra agua, a nuestros animales y a nuestros niños", dijo Villalba.

Publicidad

Publicidad