SANTA ANA Internacionales -  5 de noviembre 2014 - 10:31hs

Acusan a hombre de atropellar a niñas en California

SANTA ANA, California, EE.UU. (AP) — Los fiscales presentaron cargos el martes contra el conductor acusado de huir en su camioneta deportiva tras atropellar de muerte a tres niñas adolescentes que se divertían en el sur de California la noche de Halloween.

Jaquinn Bell, de 31 años, fue acusado de tres cargos graves por homicidio imprudencial en un vehículo con negligencia flagrante; un cargo grave de atropellar y huir con desenlace fatal o lesión permanente, y un cargo menor por conducir con licencia suspendida, informó la oficina del fiscal federal del condado Orange.

Bell, que hace poco se declaró culpable de un incidente aparte en el que atropelló a alguien y se dio a la fuga, sería encausado posteriormente durante la jornada, pero esta audiencia se aplazó para el 16 de diciembre y se le impuso una fianza de más de un millón de dólares.

Si se le declara culpable en el nuevo caso, podría ser sentenciado a 17 años de cárcel en el estado.

En la denuncia contra Bell se incluyen agravantes que incrementan la sentencia como infligir personalmente grandes lesiones corporales y huir del lugar de los hechos después de haber cometido homicidio imprudencial con un vehículo.

Las víctimas del accidente ocurrido la noche de Halloween en la ciudad de Santa Ana fueron las gemelas Lexi y Lexandra Pérez, así como una amiga, Andrea González, todas de 13 años.

Las adolescentes, que se divertían pidiendo golosinas durante la noche de brujas, atravesaban una calle por un cruce peatonal cuando las arrolló una camioneta deportiva Honda color negro que se dio a la fuga, indicó la policía.

Las autoridades creen que Bell huyó con sus dos hijos adolescentes después de que abandonara su vehículo dañado en un estacionamiento cercano. Fue arrestado el domingo en un motel en la ciudad de Stanton.

En agosto, Bell se declaró culpable de los cargos menores de maltrato infantil, conducir ebrio, y causar daño con un automóvil en propiedad ajena y huir del lugar, según expedientes judiciales difundidos en internet.

Fue sentenciado entonces a 10 días de prisión, tres años de libertad condicional y a que acudiera a programas de tratamiento contra el alcoholismo y el maltrato infantil, dijo una portavoz judicial.

Antes, Bell fue declarado culpable de conducir de manera imprudente, lesionar a su cónyuge e infringir una orden de restricción.

Otros menores que también se divertían pidiendo golosinas la noche de Halloween murieron o resultaron heridos en percances automovilísticos en Nueva York, Florida, el estado de Washington y la ciudad cercana de Irvine, en el condado Orange, donde John Alcorn, de 65 años, murió después de que lo atropellara un vehículo.

El hijo de cuatro años de Alcorn se encuentra en condición crítica pero estable.