GUATEMALA Internacionales -  26 de febrero 2015 - 20:27hs

Zacapa aguarda con mensajes de ánimo al "licenciado" Alfonso Portillo

Zacapa, un departamento de los más calurosos de Guatemala, muy conocido por ser el que vio nacer a Alfonso Portillo, presidente del país centroamericano entre 2000 y 2004, espera hoy la vuelta del "licenciado", de regreso en su país tras cumplir condena en Estados Unidos por lavado de dinero.

En el céntrico parque "Plaza de la Cultura. Licenciado Alfonso Portillo", faltan personas, pero afloran los mensajes dejados por adeptos de este político de 63 años.

Portillo fue condenado en mayo de 2014 a 70 meses de cárcel por un tribunal federal de EEUU tras blanquear 2,5 millones de dólares obtenidos como soborno por el gobierno de Taiwán para reconocer diplomáticamente a la nación asiática.

El castigo de cárcel comenzó a contar en 2010, cuando este economista fue capturado en Guatemala a solicitud de Estados Unidos, y concluyó ayer por la mañana, al ser liberado del centro correccional de Englewood, en las afueras de Denver, Colorado.

El Sindicato de Vecinos Unidos de Zacapa, -o lo que es lo mismo, los "portillistas de corazón"-, lo espera con dedicatorias que siguen un mismo patrón: "Alfonso Portillo, Dios te dio la libertad, tu pueblo te recibe con los brazos abiertos" o "Viva la liberación de Alfonso Portillo, que es la liberación del pueblo".

"Estamos felices por el retorno del licenciado Alfonso Portillo y damos gracias a Dios por su libertad. Bienvenido", dice otro mensaje.

La excarcelación la obtuvo ayer, el mismo día en el que aterrizó en el aeropuerto internacional La Aurora, en el sur de la Ciudad de Guatemala, y, en una conferencia de prensa celebrada justo al llegar sostuvo que ya pagó por sus errores.

Dijo también que la corrupción ni empezó con él ni terminó con su encarcelamiento, pero "había que dar ejemplo con alguien y el ejemplo fui yo".

"Ojalá sirva", dejó caer y desveló que en su cautiverio, alejado de su familia y de toda su gente, no se sintió animado por ocupar un puesto de elección popular, pero sí, en cambio, por dar todo por un país que necesita cambiar, porque el rumbo "no va bien y todos somos responsables".

Este será su quehacer toda vez que ha recuperado, según sus propias palabras, "una de las cosas más importantes del ser humano", su origen, "volver a casa", comentó a los informadores en un aeródromo en el que lo esperaron alrededor de 1.500 seguidores, según constató Efe.

En Zacapa, el ánimo que esta provincia quiere dar al expresidente se condensa en las letras escritas por el deseo de un mundo mejor y de las que se hace eco una mujer que se dirige a Efe para reflejar un sentir común, no únicamente el suyo, por lo que opta por el anonimato.

"Aquí todo el mundo lo quiere, a Alfonso, porque ayudó, ponía todo bastante barato y colocaba agua y luces donde no había", sostiene.

Una placa dedicada a Alfonso Portillo refleja esta gratitud puesto que, en la leyenda, el pueblo zacapaneco, el movimiento portillista y los diferentes municipios dan las gracias a Alfonso Portillo por su incansable labor en pro de los más necesitados, así como por el eterno amor que profesa por la "Zacapa de su corazón".

El busto de este político está acompañado, de cerca, por otros dos, el dedicado al escritor, periodista y diplomático guatemalteco Miguel Ángel Asturias, premio Nobel de Literatura, y el erigido en honor del pensador y prócer de la independencia cubana, el "ciudadano universal" José Martí.

Uno de los representantes del Movimiento Portillista, René Juárez, aseguró a los informadores que el objetivo del ex mandatario es descansar unos días para, después, iniciar una " gira de agradecimiento".

Por su parte, el líder comunitario de la aldea Ojo de Agua, en Río Hondo, Axumel Chacón, señaló en una conversación con Efe que "la gente como nosotros extrañamos un gobierno como el de Alfonso Portillo", sobre todo al sentirse "ahorcados" por las políticas del actual presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina.

"La gente está a punto de un estallido social", lamenta.

Se consuela ojeando un versículo de la Biblia de las Américas, el mismo depositado, impreso, junto a la imagen del "licenciado", y que reza: "No temas, porque yo estoy contigo; no te desalientes, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré, ciertamente te ayudaré, sí, te sostendré con la diestra de mi justicia".

En esta nota: