KABUL Internacionales -  29 de julio 2015 - 08:50hs

Afganistán investiga la posible muerte de líder talibán

El gobierno afgano estudia los trascendidos sobre la muerte del mulá Omar, un esquivo líder talibán, indicó un miembro del gobierno. No fue posible contactar con portavoces de los talibanes para hacer declaraciones sobre Omar, cuya muerta se ha anunciado muchas veces en el pasado.

Omar, tuerto y de actitud reservada, es un líder talibán y aliado de al Qaeda que lideró una sangrienta insurgencia contra las fuerzas dirigidas por Estados Unidos después de que éstas derrocaran a su gobierno en 2001.

Zafar Hashemi, portavoz del presidente afgano Ashraf Ghani, hizo el anuncio en una rueda de prensa el miércoles en Kabul.

"Estamos al tanto de los informes sobre el deceso del mulá Omar, el líder Talibán", dijo Hashemi. "Estamos verificando esos informes y apenas tengamos una confirmación o verificación, informaremos al pueblo afgano y a la prensa".

Una fuente de seguridad paquistaní describió los rumores como "especulaciones" diseñadas para interrumpir las conversaciones de paz. La fuente declinó dar su nombre al no estar autorizado a informar a la prensa.

Para el viernes está prevista una nueva ronda de conversaciones entre el gobierno afgano y representantes del Talibán, a realizarse en Pakistán. Un alto funcionario del gobierno confirmó que tendrá lugar en el centro veraniego de Murree, al igual que la primera ronda.

Dijo que la delegación afgana incluirá a una mujer, Sediqa Balhki, miembro del Alto Consejo de Paz, el organismo encargado de negociar con los insurgentes. Habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a informar a la prensa.

La muerte de Omar, de confirmarse, podría complicar el proceso de paz ya que desaparecería una figura emblemática de los insurgentes. Estos han actuado de manera colectiva, pero se cree están divididos en cuanto a continuar la guerra o negociar. Poner fin a la guerra ha sido una prioridad para Ghani desde que asumió el año pasado.

"Es importante saber si está vivo o muerto porque es la figura colectiva del Talibán", dijo un diplomático occidental que tiene conexiones con la conducción insurgente. "Si está muerto será mucho más difícil negociar con el Talibán porque no habrá una figura colectiva que los agrupe y tome la responsabilidad colectiva de emprender las conversaciones de paz".

El diplomático habló bajo la condición de anonimato por no estar autorizado a hablar con la prensa.

Los insurgentes han extendido la guerra desde sus baluartes tradicionales del sur y el este en la frontera con Pakistán al norte del país. Recientemente tomaron distritos remotos de la provincia de Badajshan y siguen lanzando ataques masivos a distritos en la provincia de Kunduz, situada estratégicamente en la frontera con Tayikistán.

La estrategia está extenuando los recursos militares afganos, ya que las fuerzas estadounidenses y de la OTAN pusieron fin a su misión de combate en el país a fines del año pasado.

___

El periodista de Associated Press Munir Ahmed en Islamabad contribuyó a este despacho.

FUENTE: AP

En esta nota: